El Cuidador del Bosque

EN UN BOSQUE DONDE, SU CUIDADOR, EN SUS MOMENTOS DE OCIO, SU HOBBIE ERA LOS LIBROS DE FLORES, PLANTAS , ARBOLES Y LIBROS DE PSICOLOGÍA, SE LEVANTABA Y ACOSTABA CON ORGULLO, POR EL PAISAJE, QUE DÍA A DÍA, TRANSITABA Y ADMIRABA, EN SU LABOR DIARIA.

CIERTO DÍA, COMENZÓ A NOTAR, QUE SUS HIJOS , COMO ÉL LLAMABA, A SUS ÁRBOLES , PLANTAS, NO TENÍAN ESE COLOR, ESE BRILLO, ESA SONRISA.

DÍA A DÍA, FUE COMPROBANDO, QUE SE IBAN MARCHITANDO, Y AÚN PEOR ,ALGUNOS MURIÉNDOSE.

LLAMÓ CON URGENCIA, A UN AGRÓNOMO, EL CUAL ESTUDIÓ EL TERRENO, SUGIRIÉNDOLE CIERTAS MEDICINAS.

CIERTA NOCHE, CUANDO EL CUIDADOR, ESTABA LLORANDO DESCONSOLADAMENTE, SE LE ACERCÓ -- UN DUENDE--. EL MISNO, LE RECORDÓ, QUE A SUS ÁRBOLES, PLANTAS, ESTABAN NECESITANDO EL CANTO DE SU PALABRA, QUE ÉL HASTA HACE POCO TIEMPO LES SUMINISTRABA.

AL AMANECER, COMO SI HUBIERA SIDO UN SUEÑO, LO QUE LE DIJO EL DUENDE , FUE A SU BOSQUE , CON SU GUITARRA Y COMENZÓ A TOCAR ESAS MELODÍAS, CONTAR CUENTOS, A HABLARLES, COMO ELLOS ESTABAN ACOSTUMBRADOS.

POR HORAS , HABLÓ, TOCÓ MELODÍAS, PERO EL BOSQUE CONTINUABA OSCURO. HASTA QUE AL DAR UN GRITO DESESPERADO, LES CONFESÓ , LO QUE REPRESENTABAN PARA ÉL Y CUÁNTO LOS NECESITABA.

APARECIÓ,OTRA VEZ - EL DUENDE- LE GUIÑÓ UN OJO AL CUIDADOR, Y ESTE AL LEVANTAR SU VISTA, VIÓ QUE LA LUZ DEL BOSQUE Y EL CANTO DE SUS ÁRBOLES Y PLANTAS , VOLVÍAN A SER LAS DE SIEMPRE.

GUILLERMO FERNANDEZ LIGUORI


comparte esta página en: