otro poco de PEDRO II (el Romano) ¿el último Papa?)

¡Aquí esta al frente de la tropa!......jajajaja, río con una alegre carcajada.-

Se que están demasiado lejos ya para enviarla de vuelto.- dijo Fabián.- ¿Por favor, pueden cuidarla lo mas posible?

¡Tú sabes que lo haremos, yo y todos mis hombres!

Que Dios los proteja.- Dijo Fabián y corto la comunicación.

¡Padre! – Dijo Alberto dirigiéndose a Mario mientras miraba curiosamente a Chiquitita corriendo con sus cortas patitas siempre a la cabeza del Regimiento.-

¡SI!, hijo.- Contestó.

¿Crees que Chiquitita, sabe que vamos hacia donde esta Su Santidad? – Los dos miraron el pequeño pero fornido animal, con paso seguro sin mirar una sola vez detrás.

-Hijo, si no lo sabe, no entiendo el porque, está aquí con nosotros.-

Alberto asintió con su cabeza y mientras caminaba, observo el entorno del desierto, con su desolación y montañas, elevándose con rocas desnudas, solo de vez en cuando unos arbustos, con espinas tan hostiles como todo el medio ambiente que estaban atravesando. La coloración que los lentes le brindaban lo hacían parecer un planeta que nada tenia que ver con la tierra en que el creció y conocía, llena de verdes pastos y jugosas uvas listas para transformarse en los mas finos vinos y laderas cubiertas de olivos.

Una gran cantidad de nubes cubría el cielo, posiblemente impulsadas por la brisa del cercano Mediterráneo. Lo que hacia la noche ideal para los propósitos del ataque por sorpresa, la poca iluminación de la luna en cuarto menguante, hacia las gigantes formas de las montañas aun mas oscuras. A pesar del paso rápido que llevaban ni un sonido se escapaba de los animales y hombres que rompieran el silencio del desierto, solo de vez en cuando, el graznido de un ave, molestada en su espinoso arbusto, por la presencia de algo extraño en el entorno que rompía la monotonía junto con el batido de las alas. Remontando vuelo, hasta encontrar una nueva rama donde posarse y observar lo ocurría a su alrededor.

Los Gurkas ya llevaban una buena distancia de ventaja y a pesar de su trote, tampoco rompían el silencio imperante.

Alberto y Mario, con su pequeño visor y los informes de Walter, sabían que los Gurkas habían llegado al pie de la entrada al valle, y ya se encontraban desplazándose, en el mayor de los silencios, hacia la plataforma unos 40 metros de altura, donde en grupos de 5 hombres se encontraban cuidando en sus trincheras la entrada al valle.

Walter podía observar que 2 o 3 en cada trinchera estaban descansando profundamente y uno o dos actuaban como centinelas cuidando el descanso de sus compañeros, al mismo tiempo que cuidaban que nadie fuera capaz de penetrar las defensas establecidas.

Los Gurkas, ya con sus relojes sincronizados, divididos en dos grupos de quince hombres, comenzaron en el silencio del entorno, a escalar sin que el más pequeño ruido se escapara de los mismos, casi pegados al camino que seguían entre las piedras, parecían parte del mismo y no podía notarse su presencia.

Walter tenía una cámara en cada una de las trincheras individuales y una la cual tomaba las fotografías del conjunto de las seis al mismo tiempo.

Mientras observaba la pequeña cámara y en sus oídos resonaba la voz de walter, informando cada detalle que los hombres debían saber para proseguir sin problemas.

Mientras todo esto sucedía unos mil metros de distancia desde el lugar donde ellos se encontraban, No pudo menos Alberto de dejar su mente ocuparse en los acontecimientos que lo trajeron a él y sus hombres a este punto en el desierto, solo hacia 48 horas se encontraba jugando al Tenis sin ninguna preocupación, mas que, donde ir a almorzar, si en el club o …………….., o en la monotonía de su existencia teniendo solo como deber aquello que el mismo creaba, una horas a la semana en la practica de los ejercicios militares a caballo, en un entrenamiento de un arte desaparecido o pronto a desaparecer, que solo hasta ayer, consideraba totalmente inútil y obsoleto.

Alberto movió su cabeza, ensimismado en esos pensamientos, miró al lugar donde se encontraba su padre, en total silencio mientras caminaban hacia su destilación, llevando por sus riendas a Pampa su magnifico caballo, a un paso rápido, seguidos por el regimiento y la pequeña perrita que se mantenía al frente del regimiento, como si alguien la guiara en la obscura noche, pensaba que tal vez su olfato la guiara por donde anteriormente el escuadrón Gurka había pasado. Aunque no podía creerlo.

Mirando a su padre y los demás miembros de su regimiento se preguntó si pasarían por sus mentes las mismas preguntas. Todos descendientes de una larga línea de la aristocracia Italiana, obligados por su ascendencia y juramento, a dar su vida para proteger a su Santidad.

Hasta hoy y por cientos de años, unas palabras que carecían de valor. Pero en éste día habían cobrado el significado por el cual, sesenta y un hombres a su cargo, ponían sus vidas en la línea, para cumplir el juramento, sin que ninguno de ellos vacilara por un segundo. Todos ellos habían aceptado unánimemente la oportunidad de defender a su Santidad y la insólita aventura y el honor de defender al Papa en el campo de batalla. Participando en lo que podría llamarse, la última carga de Caballería.

Ya pronto llegarían al lugar donde debían concentrar sus fuerzas y esperar hasta que las posiciones en la cueva, cayeran en mano de Anthony y sus hombre al mismo tiempo que los Gurkas tomaran las trincheras en la entrada del paso conducente al Valle, donde se encontraban la mayoría de las fuerzas terroristas.

Por las comunicaciones entre Anthony y el Coronel Perry, podía deducir que solo en unos pocos minutos, comenzaría el ataque.

CAPITULO

EN LA PLATAFORMA DE LA CUEVA

Todas las armas habían sido elevadas, conjuntamente con varias cajas de municiones, granadas y rocket, con los correspondientes rocket launchers a la plataforma, los pilotos, una vez que ayudaron a elevar los bultos, se habían retirado hasta donde se encontraban los planeadores y estaban listos a elevarse tan pronto asi se les ordenara. Mientras tanto mantenían continua comunicación con Castel Gandolfo y Walter, y podían observar en sus pequeños televisores el desarrollo de la operación.

Anthony se encontraba rodeado por el grupo, y habían estado estudiando detenidamente las imágenes enviadas por el satélite, pudo ver que las trincheras de las plataformas se encontraban con 4 hombres cada una los cuales las últimas fotos los mostraba durmiendo, o por lo menos descansando recostados en las socas, dos hombres como centinelas se paseaban por el perímetro, y 6 se encontraban en la cueva cuidando el Papa.

Sin decir una palabra indico, mediante señas con sus manos, que ellos deberían encargarse de los dos centinelas.

Los dos caminaban desde la primera trinchera, hasta la entrada de la cueva, y esperaba al segundo hombre que recorriera la distancia comprendida entre las otras dos trincheras, retornando a la entrada de la cueva, donde ambos comenzaban nuevamente su rutina. Anthony eligió a Lyn, ya que el árabe tenia un cuerpo de no mas de un metro sesenta y cinco a un metro sesenta y ocho, delgado, y Lyn podía ponerse las ropas de este una vez neutralizado, y con la oscuridad de la noche, podía pasar como él.

Lyn y Oded, se movieron silenciosamente y buscaron refugio en una piedras y esperaron mientras el árabe retornaba Oded toco su cuchillo, y el frío de la hoja le infundió una sensación de poder y seguridad, aunque no podían usar el cuchillo, ya que podía manchar las ropas del centinela con sangre, y podía impedir la misión de Lyn imperdonándolo. Él ya podía escuchar las suaves pisadas del árabe mientras se acercaba, a pesar de haberse encontrado muchísimas veces en esta situación, siempre experimentaba una rara sensación, el sorprender a un ser humano con un cuchillo y cortar su cuello, mientras mantenía su mano izquierda presionando su boca para que no pudiera efectuar ninguna clase de sonido. Además el ponerse cerca del individuo para sorprenderlo significaba un riesgo de ser sorprendido, con las consecuencias que ello significaba. Era más simple el usar un arma de fuego, pero en éste caso el riesgo era mucho mayor.

Lyn se encontraba a su lado, y era ella quien tomaría la acción, de sorprender al centinela, poniendo el cordel de plástico como lazo en su cuello hasta dejarlo sin sentido.

Tan pronto el árabe paso el ligar donde se encontraban, Lyn tomo una larga bocanada de aire, y como un felino salto sobre el centinela pasando la cuerda sobre su cuello y con la fuerza manos la presiono de tal forma que fue imposible para exhalar un solo grito en un minuto el individuo cayo totalmente inconsciente. Oded y lyn lo tomaron de los pies y la cabeza, tomaron su AK 47 y un viejo modelo de Colt 38, corriendo con él cuerpo donde se encontraba el grupo. Una vez detrás de las rocas procedieron a sacar el…………. Que Lyn inmediatamente se coloco sobre sus hombros cubriendo sus ropas y el…………… en la cabeza ocultando parte de su rostro, tomo el 38 con la pistolera en su cintura y el AK 47 en su mano derecha y siguió el recorrido hacia la entrada de la cueva, mientras tanto Anthony señaló a Francis y David que lo siguieran para tomar la primer posición e indico a Mark, Fred y George, que tomaran la otra.

Anthony y sus hombres salieron moviéndose rápidamente semi agachados, ya que estaban seguros con Lyn habiendo tomado la posición del centinela, una vez llegada a la cruda excavación y las rocas apiladas solo al frente, los cuatro hombres estaban profundamente dormidos, simplemente se arrastraron y golpearon a los 4 hombres con sus armas, dejándolos totalmente fuera de conciencia, inmediatamente pusieron en ellos las esposas plásticas en las pies y las manos y duck tape en sus bocas,

Mark, Fred, y George, repitieron la operación sin ningún problema.

Lyn siguió hasta la entrada de la cueva, y cuando el otro guardia estaba llegando le hizo un saludo con el brazo, dándose vuelta y caminando hacia el lugar donde había venido. El otro árabe, no prestó mucha atención e hizo lo mismo. Lyn, Oded, y Lionel se dirigieron detrás del centinela y se ocultaron detrás de unas rocas, esperando unos minutos que otra vez parecían como horas.

Finalmente se escucharon los esperados pasos del centinela, que despreocupadamente se detuvo a encender un cigarrillo, frente a las rocas que Lyn, Oded y Lionel habían elegido para protección Oded salto para llegar al árabe, y su calculo fue un poco corto, tal vez un paso, el centinela comenzó a darse vuelta, pero Oded con su mano izquierda la puso sobre la boca, apretando con toda su fuerza mientras su cuchillo comenzó a cortar un costado de su cuello, habiendo cortado la arteria un chorro de sangre salto inmediatamente mientras el individuo trataba de llevar aire a sus pulmones, y dejo caer su AK-47 Lyn, que había corrido hacia donde se desarrollaba la acción, recogió antes de llegar al suelo, evitando el sonido que el mismo produciría sobre las rocas.

Todo el grupo, corrió hacia la última trinchera, y tomaron por sorpresa los cuatro hombres amordazándolos y asegurando sus manos y pies, con las esposas plásticas.

De acuerdo a los informes de Walter, 4 hombres deberían encontrarse en la cueva cuidando el Papa, para evitar problemas, Anthony, señalo a Lyn, Lionel, Oded y George, que lo siguieran a el dentro de la cueva.

La entrada de la cueva era un poco mas, que una rajadura en la roca, producida tal vez por algún terremoto miles de años atrás, originariamente tendría la forma de una V invertida, que fue siendo trabajada en el transcurso de los siglos por algunos de los humanos que la habitaron. Principalmente constituía un estrecho corredor con unos 2 metros de altura, que penetraba en la montaña en zigzag, por más de 15 metros terminando en una gran habitación de unos 10 metros de circunferencia, con una cúpula como techo de unos 3 metros de altura. La roca de las paredes y el cielo raso, estaban totalmente cubiertas del hollín negro producido por los fuegos para protegerse de los crudos inviernos. Seguramente había algunas aberturas que permitían la circulación del humo por rajaduras en las paredes, de lo contrario la estadía allí, seria peligrosísima. Anthony índico a Lionel y Francis que permanecieran con los prisioneros y George, se ocupara de la ametralladora cuidando la ruta de acceso mientras el resto con Anthony, Lyn encabezaban el grupo penetrando en el estrecho corredor. Ambos se arrastraron lentamente por el suelo de la cueva, cuidando de no efectuar el mínimo ruido, esta era sin duda, la etapa mas difícil, ya que cualquier sonido, podía desencadenar que quienes cuidaban al Papa, pudieran herirlo o asesinarlo, el corredor estaba iluminado pobremente con unas lámparas de kerosén, arrastrándose se aseguraban que ninguna sombra podía proyectarse, y tendrían la ventaja si alguien se aproximaba de neutralizarlo inmediatamente, una vez en la entrada del espacio donde se encontraba el Papa, sujeto con un par de esposas a la cabecera de una vieja cama de hierro con un colchas que deberían encontrarse en la cueva por muchos años, junto a él un joven árabe, con una pistola 45 en su cintura y una ak-47, de viejo modelo, pero no menos peligroso, otros dos se encontraban recostados sobre unas rocas, aparentemente dormidos, o al menos con los ojos cerrados.

Anthony señalo a Lyn, que ambos dispararían al guardián de su santidad, y sacando de su cintura las pistolas de aire comprimido con un rápido soporífero, capaz de dormir un elefante instantáneamente no bien la sustancia entrara en contacto con el flujo sanguíneo.

Cuidadosamente ambos apuntaron y al mismo tiempo dispararon los dardos con la sustancia, un apagado plop, sonó en la caverna pero no fue notado por los hombres descansando, inmediatamente todo el grupo, corrió hacia el árabe recipiente de los proyectiles, Anthony y Lyn estuvieron sobre él un cuestión de segundos, pero no era necesario, ya que las sobredosis recibida, lo habían dormido instantáneamente, tan pronto que entrara en contacto con el flujo sanguíneo. Mark , Fred, y George, al mismo tiempo estuvieron sobre los otros dos, los cuales recibieron uno un golpe en la cabeza de la pistola de Mark y el otro un golpe de puño en su mandíbula, del cual ni se entero, Mientras dejaba a los miembros del grupo, poner las cintas adhesivas en sus bocas, innecesarias ahora, pero seguían el protocolo y las esposas plásticas en los pies y manos, a los ocupantes de la cueva, Anthony se dirigió inmediatamente donde se encontraba el Papa, busco y encontró las llaves para las esposas que lo sujetaban a la cama.-Su Santidad.-Dijo – Esta usted bien!

Estoy perfectamente bien gracias a Dios querido Anthony.-dijo con una sonrisa como si regresara de unas alegres vacaciones.-

Su santidad, en unos momentos lo pondré en conocimiento del operario, pero ahora necesito ponerme a cargo de la segunda etapa de su rescate.-

Entiendo perfectamente Anthony.-Contesto el Papa.- Trataré de no ponerme en el medio, pero antes quiero agradecerte todo lo que han hecho por mi.- Y notando a Susana, que había entrado a la cueva preguntó.- ¿Y esta hermosa niña, quien es?

Su Santidad, ella es Susana Zalazar, mi prometida y es quien que escalo la montaña, que nos permitió efectuar ésta operación.

Con una amplia sonrisa en su rostro, el Papa, la abrazo y le dio un beso en cada mejilla diciendo.- ¿Como podré agradecerte querida niña?

Con gusto hubiera dado mi vida, Su Santidad, por usted y lo que representa, le doy gracias a Dios que me permitió hacerlo.

Gracias.- contesto el Papa, y continuo dirigiéndose a Anthony- Anthony no quiero entretenerte mas, ve y atiende tus obligaciones, Yo me quedaré aquí con Susana, y ella me pondrá al tanto de lo que ha sucedido.

-Si! Su Santidad.-Dijo

-

Mientras tanto Lyn, salio a buscar el botiquín medico, en el cual se encontraba unas hipodérmicas listas para ser aplicadas con un poderoso sedante, el cual procedió a aplicar a cada uno de los hombres que habían sido capturados, por lo menos no molestarían por unas 8 horas.

Rápidamente todos se ocuparon de traer las cajas con municiones a las trincheras, y las bazookas y lanza granadas, mientras inspeccionaban el armamento dejado por los árabes y las municiones, cada uno de ellos tenia un DPMS 308 T .308 David, George y Lionel, se encontraban ya en sus posiciones a cargo de las ametralladoras pesadas, Fred y Mark, Bazooka y lanza granadas, Anthony, Francis, Oded, Jerry y Lyn, como sharp shooters, con los DPMS. Anthony, camino por las trincheras, viendo que todo estaba listo, los hombres y Lyn preparados. Indico a Fred y Mark, la concentración de fuego primeramente en abrir una brecha, para la entrada de la caballería, mientras los Sharp shooters, disparar desde los extremos hacia el centro tratando de no desperdiciar un solo proyectil.

¡FUEGOOOOOOOOO ¡- Gritó.- Y las líneas de luz cruzaron la noche rompiendo la oscuridad que rodeaba las montañas, el tableteo de las ametralladoras y las carabinas automáticas, causaron una tremenda sorpresa en las tropas del valle.

LOS GURKHAS

El comandante Perry llego con su escuadrón de 30 Gurkhas al pie de las dos montañas que opositas una de la otra, formaban las paredes del corredor que conducía al valle donde se encontraban las fuerzas que habían secuestrado al Papa, estas habían construido las trincheras, para defender el camino, y aparentemente con la percepción que era el único camino para llegar al sumo Pontífice.

A unos 40 metros de altura, varios lugares que las rocas formaban unas plataformas naturales, que los terroristas, habían aprovechado para instalar unos puestos de guardia, y defensa al mismo tiempo, ya que atrincherados en las alturas formaba una línea de defensa difícil de atacar, pero ellos tenían la ventaja de impedir el avance de tropas regulares sin muchas perdidas de vida, encontrándose con 2 líneas de trinchera defendidas por ametralladoras pesadas y hombre equipados con AK-47. Un asalto con helicópteros o aviones de combates, podría producir la muerte del Sumo pontífice.

Reunidos detrás de una barrera natural antes de llegar al corredor, el comandante perry se dirigió a su segundo en comando

.-Capitán Hugo.- dijo.- Usted tomara 15 hombres y se dirigirá a la toma de las posiciones en la parte izquierda del corredor.-

¡Si.! Comandante,

-Tiene usted y sus hombres sus comunicadores en orden.-

Si, no tenemos ningún problema, tomaremos las posiciones en no más de una hora-

-Necesitamos hacerlo en ese lapso de tiempo, ya que el Team del Papa, se encuentra ya en la plataforma, una vez que el sumo pontífice este liberado y nosotros listos, comenzaremos el ataque.

-Daré comienzo a las operaciones ya mismo.- Con un saludo militar, ordenó a su sargento mover los efectivos hacia donde tenían planeado el ascenso, lo mismo hizo el comandante Perry y sus hombres.

Los Gurkas, se movieron rápidamente confundiéndose en las sombras de la noche, sin disturban una piedra o una planta si hubiera una. La historia de estos famosos guerreros se remonta a la Victoria de Robert Clive en la Batalla de Plassey en 1757, que estableció firmemente el dominio de Inglaterra en India, abriendo las puertas para la expansión de la East India company. Diez años después los británicos se enfrentaron con un nuevo poder en la ciudad y estado de Gorkha en los territorios de Bengala y Bihar. Gorkha era un villaje feudal de lo que ahora es Nepal.

Eventualmente por disputas fronterizas una guerra fue declarada y un tratado de paz fue firmado 2 años después en Sugauli en 1816.

Durante esa guerra un sentimiento de mutuo respeto y admiración fue desarrollado por los británicos y sus adversarios, por su conducta y bravura. Bajo los términos del tratado, los Gurkas fueron permitidos el enlistarse en el servicio de East India Company Army. Nunca la confianza, y valor de los Gurkas fue puesta en duda. Hombro a hombro con sus camaradas Británicos han luchado en muchas partes del mundo y han probado que han sido y son los mejores aliados que Gran Bretaña ha contado en los últimos doscientos años.

Los Gurkas llevaban el tradicional camuflage uniforme de combate

En su pecho, un match, mostrando la insignia perteneciente a la 63 y 99 brigada Gurka, con su símbolo de los Kukzis, las armas Gurkas cruzadas sobre la tela verde oscura.

En su cintura su famoso cuchillo Khurkri cuya eficacia en sus manos es legendaria. El Khurkri, es un cuchillo pesado de hoja ancha, encorvado con una muesca en la base de la hoja, la forma del mismo ha cambiado poco desde 1627. La curvatura de su hoja, lo hacen prácticamente imparable enfrentado con una espada sable o estoque. Su eficiencia como arma de lucha, dio como resultado ser adoptada como arma Nacional de Nepal.

Desde el primer día en el Ejercito Británico, los Gurkas han mostrado su predilección por llevar el Khurkri en el cinto junto con el equipo reglamentario. En combate en espacio reducido puede manejarse mejor que una bayoneta engarzada al fusil, siendo las heridas que produce mucho más importantes.

Los nidos de ametralladora emplazados en las dos colinas, no estaban dispuestos como una plataforma, pero en individuales salientes, unidas por un estrecho sendero, que fuera limpiado de piedras por los terroristas para poder instalar varios hombres y armamentos para contener una fuerza militar con el intento de tomar las posiciones de los terroristas en el Valle, y tener una línea de comunicación entre las posiciones para el transporte de municiones armas y explosivos, las dos colinas, presentaban similares características, pero diferían en las elevaciones. La que el Comandante Perry debía neutralizar, tenia las tres posiciones no solo a diferentes alturas, pero cada una tenia que ser escalada independientemente, ya que no había un sendero que las conectara, pero los tamaños de las plataformas, eran mucho mayores y presentaban rajaduras en la montaña, y enorme concentraciones de rocas, que permitía acercarse sin ser visto.

Mientras el capitán Hugo………., escalo las paredes de la colina con todos sus hombres y una vez allí, el comunicador con Walter le indico que si bien cada posición, estaba atendida por 5 hombres, las fotos del satélite indicaban que 3 estaban descansando, ordeno a 3 de sus hombres, acercarse a la primer posición, arrastrándose tan pegados al rocoso sendero que parecían formar parte del mismo, pulgada a pulgada, se aproximaron donde los dos hombres actuando como centinelas, estaban conversando y fumando un cigarrillo, cuando de pronto dos de los Gurkas, cuchillo en mano, se levantaron rápidamente con la mano izquierda cubrieron sus bocas, y con un rápido movimiento de su mano derecha, la pesada hoja de los khukri hizo un exacto corte en el cuello de los hombres, seccionándoles la arteria, con increíble velocidad y silencio los otros hombres se introdujeron en la trinchera cubriendo con la mano la boca de los hombres descansando mientras otro con la culata de su carabina, lo hacia pasar de estado a otro de inconciencia, una vez que los esposaron pies y manos y colocaron una fuerte mordaza, Se dirigieron inmediatamente a la otra posición y repitieron en mayor o menor detalle la misma estrategia, el capitán Hugo pudo transmitir a Perry que tenia las tres posiciones neutralizadas y sus hombres tenían bajo control un total de 6 ametralladoras pesadas varias bazookas, y 15 AK-47 tomadas en el raid. Las armas pesadas estaban cambiando su posición para re-dirigir el fuego a las defensas de los terroristas en el Valle.

El comandante Perry le informo que él y sus hombres estaban en control también de las tres posiciones y que se estaban dirigiendo las ametralladoras en dirección de las trincheras en el Valle, y se encontraban listos para iniciar el ataque tan pronto como el equipo en el área de la cueva, diera la señal de ataque. El tiempo que tomo el completar la misión fue exactamente una hora y quince minutos.

Esta genial !!!

Buenisimo George!

El Capitan Hugo se reporta

La tenemos casi ganada -:))

Gracias chicos, realmente muchas gracias

JORGE,..

HE LEIDO DETENIDAMENTE LA NARRATIVA DE LO QUE ESCRIBISTES Y ESTA DE DIEZ.

LAS PALABRAS FLUYEN AGILES Y PRECISAS,EN VERDAD ATRAPA Y CAUTIVA,ME GUSTA MUCHO COMO LO HACES ,...TE REFELICITO.---RAUL

Muchas gracias Hermano Raúl

Si Dios quiere la publicare el fin de julio o las primeras semanas de Agosto. Es la primera vez que intento algo tan complicado, lo importante para mi ha sido, comenzar y terminarlo.

en literatura como en música, algunos le gusta la musica Clasica, otros el Rock, el Bolero o Jazz, espero que algun grupo le guste mis intentos de Novela.

Creo que ya te lo dije antes...

La unica cosa que yo cepillaria un poco es la cantidad de alegres carcajadas que todo el mundo se manda.-

Si YO estuviera metido en algo asi TE JURO que lo ultimo de que tendria ganas es de andar a las carcajadas, creeme.-

Por lo demas, 10 puntos.-

Admirativos saluti da Milano da

JC, :-)))_

Mi querido amigo Argy Garcia, como siempre Thank you

for your comments.

La razon de las risas, los locos esos que tuve oportunidad de ver, se juegan la vida en ocaciones todos los días, y se arriesgan y disfrutan la adrenalina que surge en sus cuerpos, y es un juego de vida o muerte, y mientras estan vivos es un feeling of euforia en ellos. ESTAN VIVOS ....ESTAN GANANDO.

Pero como respeto muchisimo tu opinion voy a revisar el texto. Gracias pibe, espero que hayas disfrutado con la Sueca, te envidio desgraciado!

====

Los últimos cinco Papas y las profecías de St. Malaquias

Los Últimos cinco Papas, son mencionados por St. Malaquias con los siguientes títulos

Flos Florum

De medietate Lunae

De labore solis

Gloria Olivae

Petrus Romanus

Flos Florum – Flor de Flores

Papa Paúl VI

Pontífice de 1963 a 1978

Giovanni Battista Montini

En su cota de armas hay tres "Flor de Lis"

La "flor de Lis" es conocida por la flor de las flores

De medietate Lunae – De la media luna

Papa Juan Pablo I

Pontífice por 33 días

Su nombre Albino Luciani (Luz Blanca) fue elegido Papa el 26 de Agosto la luna estaba en "media luna" También en su nacimiento, su ordenación sacerdotal y otros acontecimientos en su vida sacerdotal ocurrieron en noches de media luna.

De labore Solis – Trabajo del Sol o Eclipse del Sol

Pope Juan Páblo II

Pontífice desde 1978 hasta 2005

La fecha de su nacimiento coincidió con un total eclipse solar

Gloria Olivae – La Gloria del Olivo

Benedicto XVI

José Ratzinger

Comenzó su Pontificado Abril 2005

Eligio su nombre en honor de San Benedicto, las ramas del olivo fueron los símbolos de paz y prosperidad fueron usados por Noe después de las aguas... La medalla de San Benedicto en la parte posterior, sobre la Cruz se encuentra la palabra PAX (paz) que ha sido el moto de los Benedictinos por siglos.

El olivo es el símbolo de Paz, abundancia, gloria y purificación

Petrus Romanus – Pedro el Romano

Es el objeto de éste libro

PEDRO II

-EL ROMANO –

¿EL ÚLTIMO PAPA?

Por

Jorge R. Araujo

PROFECIAS DE SAN MALAQUIAS

1139 DC

In persecutione extrema S.R.E. sedebit Petrus Romanus, qui pascet oues in multis tribulationibus: quibus transactis ciuitas septicollis diruetur, & Iudex tremêdus iudicabit populum suum. Finis.

En extrema persecución el asiento de La Santa Iglesia Católica, será ocupado por Pedro El Romano, quien alimentara las ovejas bajo muchas tribulaciones, a cuyo termino la Ciudad de las Siete Colinas será destruida y el Formidable Juez, juzgara sus habitantes

continuacion

CAPITULO

LA CARGA DE CABALLERIA

Los sesenta y un miembros de la caballería, y Carlos Guillermo, se encontraban en un receso en las laderas de unos cerros, protegidos por las características formaciones de rocas, abundantes en el área, a unos 400 metros de la entrada del Valle

Alberto y Mario se encontraban conversando con Carlos Guillermo, que estaba ocupado tomando notas, de las impresiones de los miembros de la Guardia Nobile con respecto a la situación en que se hallaban, al comunicador individual en sus oidos y toda la Network llego la inconfundible voz de Walter que informaba.

-Damas y caballeros.-Dijo.- me es grato informarles que a las 0300 hora local , El grupo de comandos de Anthony Góngora, han conseguido escalar la montaña en Jabal an Nusayriyah en Syria tomado los terroristas por sorpresa y liberar a su Santidad Pedro II.-

A pesar de haber seguido segundo a segundo las informaciones de los comandos en tierra, los informes de Walter, y las fotografias siguiendo todos los detalles de los acontecimientos un murmullo de satisfacción escapó de todos lo que se encontraban en el desierto, que no podían ofrecer una ruidosa aprobación por la noticia, pero ello no contaba en el Pentágono y las dependencias de la CIA, que lo expresaron con una poderosa ovación y aplauso.-

Este mismo grupo.- Continuo. – ha tomado las posiciones en la plataforma, de la cueva, el Capitán Hugo y el Comandante Perry al frente de la brigada Gurka, se encuentran en comando de las trincheras que protegían la entrada al valle, en unos minutos comenzara un ataque combinado, primeramente Anthony y sus hombres dirigirqiran el fuego hacia las defensas, abriendo una brecha para que penetre la caballería, conjuntamente con fuego de ametralladoras y Sharp shooters, El coronel William Wise, enviara 2 de sus aparatos de combate a pasar vuelos razantes por el valle como exhibición de fuerza, John García y Jersey, con voluntarios Australianos del Ulyses, todos miembros y ex miembros de ……………apoyaran el ataque de la caballería con sus motocicletas y finalmente La guardia Suiza motorizada y los dos Tanques Bradleys entraran al valle. En estos momentos quiero expresarles en nombre de su Santidad, que me ha pedido especialmente les envié su profundo agradecimiento por la velocidad que con la ayuda del Pentágono la CIA los Estados Unidos de América y las otras Naciones que han colaborado para darle ayuda material y moral, a las fuerzas del Vaticano y los hombres que valientemente han ofrecido sus servicios para ésta operación. Gracias, y ahora seguiremos con nuestro trabajo.

Nuevamente las pantallas comenzaron a mostrar en el Pentágono en una pantalla panorámica de mas de 10 metros, el valle donde se encontraba las fuerzas desplegadas de los terroristas, a ambos lados de la gran pantalla, varias pantallas de un metro de ancho colocadas una sobre la otra, mostrando diferentes ángulos.

En el campo de combate, el regimiento de caballería se encontraba montado, esperando las órdenes de marcha, Chiquitita al lado de los dos príncipes y Carlos Guillermo estaba sentada en sus patas traseras, con la cabeza en alto olfateado y respirando agitadamente, de pronto el cielo se iluminó extraordinariamente con líneas azuladas que indicaban los proyectiles lanzados de la plataforma en la montaña donde se encontraba la cueva, el tableteo de las ametralladoras y el ensordecedor sonido de las explosiones causadas por la Bazooka y lanza granadas, en el de otra forma silencio del desierto, juntamente con los gritos de los hombres algunos despertados de su sueño, totalmente tomados de sorpresa, con sus armas pesadas dirigidas en la dirección opuesta de donde el ataque se producía.

Varios en las trincheras los que no habían sido alcanzados por los fragmentos lanzados en todas direcciones por los explosivos, los proyectiles de las ametralladoras, y rifles automáticos, se encontraban tratando de cambiar la posición de las armas pesadas, pero la precisión de los hombres manejando los ……., hacia su cometido poco menos que imposible, aunque muchos pudieron conseguir su objetivo, la posición en la plataforma de la cueva era un blanco dificilísimo, por el ángulo y la protección natural de la montaña y la defensa instaladas en las trincheras.

La mayoría de los hombres corrieron a buscar refugio en la falda de la montaña llevando sus armas de mano, pero totalmente desconcertados sin una firme dirección que organizara la resistencia al inesperado ataque.

John, y Jersey, al observaban las luces sobre el oscuro cielo del desierto, y sus relojes, en 30 minutos pondrían sus motores en marcha. Los hombres caminaban nerviosas alrededor de sus maquinas, asegurándose que todo funcionaba perfectamente, mientras escuchaban los sonidos y las luces a pocos kilómetros de distancia.

El tiempo pasaba lentamente y los hombres se encontraban ansiosos su nivel de adrenalina aumentaba deseando de una vez iniciar la operación, veinte minutos pasaron John y Jersey iniciaron el encendido de sus motores junto a ellos el equipo australiano los siguió con los sonidos intermitentes ocasionados por el acelerador, las luces iluminaban el entorno con muy pocos arbustos las masas oscuras pasaron a mostrar los detalles de sus piedras rojizas por el mineral de hierro en ellas, y podían verse un inesperado gran numero de aves levantado vuelo, ante los extraños sonidos de los cuales. El desierto no producia naturalmente

El comandante Thomas, al frente de la unidad motorizada, ordeno el movimiento de los jeeps y Hummvees, y los dos Bradleys, todas las unidades seguirían a las motocicletas 10 minutos después.Los 107 hombres con sus uniformes diseñados siglos atrás, ofrecian un toco de color con sus alabardas y al mismo tiempo que a cargo de las ametralladoras instaladas en los jeeps, y Hummvees, las dos ambulancias habian partido al inicio de las operaciones y se encontraban ya en la zona de combate.

Todos los hombres de la guardia Suiza, habian recibido extensiva instrucción militar, y una instrucción diaria en los cuarteles del Vaticano. Estaban listos y bien preparados para la mision

Alberto y Mario montados en sus caballos pendientes del reloj, cuando el mismo índico que los 20 minutos habían pasado, ordeno con potente voz.

¡Regimiento al trote March!-

Chiquitita se levanto rápidamente poniéndose a la cabeza de l grupo, frente a los dos príncipes, todo el regimiento siguió a Mario y Alberto en perfecta formación sus lanzas en posición vertical.

En el Pentágono, todos estaban atentos a lo que pasaba en el Campo de Batalla, el general Noble viendo la pequeña perrita al frente de la caballería, Dijo sonriendo.- Miren esa perrita, ella esta haciendo historia, y yo sentado aquí sin poder hacer más que mirar. I LOVE THAT DOG!

Los caballos respiraban fuertemente excitados por un entorno desconocido, y unos ejercicios que si bien conocían, estaban tomando otra dirección que nunca habían practicado.

¡Padre.-dijo Alberto.- No importa cual sea nuestro destino, quiero que sepas, que es un gran honor estar junto a ti en esta ocasión.-

-Hijo.-Contesto el príncipe.- No hay padre en el mundo en estos momentos mas orgulloso que yo, tus antecesores te están mirando con mi mismo orgullo y cariño, y mañana estaremos tomando un vino junto a su santidad.- ambos tenían los ojos llenos de lagrimas.-

Recomponiendose de la emocion que lo embargaba, ordeno con firme voz

¡Regimiento al galope !-

Chiquitita pudo mantener por unos segundos la velocidad de los caballos pero pronto se perdió entre el polvo levantado por el paso de los caballos.

En el Pentágono el General Noble, preguntó.- ¿Donde está Chiquitita? Estaba ahí hace un minuto. Hey Walter donde está Chiquitita!- Grito.-

¡Allí está General, a la cola de la tropa, si mira bien entre el polvo vera el penacho blanco de la cola!

-¡Ah!.....ya la veo, great dog!

100 metros antes de llegar a la entrada del valle, Alberto ordeno

-Corneta, toque Ataque,- y al sonar las primeras notas, grito con todo el volumen de su voz.

¡A LA CAAAAARGAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!

Era la orden que ansiosamente esperaba todo el regimiento, todo neviosismo desapareció, sus botas golpearon suavemente los flancos del animal, que obedeciendo la orden aumento la rapidez de sus patas, conservando la formación del ataque.

Las lanzas bajaron sostenidas por el antebrazo y la mano firme del jinete, mientras los caballos dirigidos diestramente por los miembros de la guardia Nobile, seguían en una formación de V permitiendo a los príncipes a la cabeza del regimiento penetrar al campo de batalla en el valle. Mientras el resto, dirigia sus caballos a realizar un perfecto salto de las trincheras buscando el enemigo con sus lanzas.

Alberto apretó la lanza con su antebrazo derecho y la sujeto firmemente con su mano, solo faltaban unos metros podía sentir su cuerpo tenso, sus músculos del brazo derecho dolorido por la presión ejercida sobre su arma. Podía sentir la respiración fuerte del caballo y ver el sudor en el mismo.

Solo faltaban unos metros, parecían 10, en cada movimiento de las patas del noble animal la distancia disminuía un metro.

8 metros

7 metros

6 metros

5, 4, 3, 2, 1 metro. Los caballos se prepararon a saltar sobre lo que quedaba de la primer trinchera, nadie a la vista para cargar sobre ellos.

El salto fue limpio y preciso, como si el animal remontara vuelo, por el tiempo que duro el completarlo.

A cincuenta metro, sabia, se encontraba la segundo línea de defensa, los caballos reanudaron el largo galope siguiendo su carrera, Alberto y Mario, no veían a nadie contra quien dirigir sus lanzas, pero experimentaban el sonido de las balas que pasaban sobre sus cabezas, y a sus costados, y vieron caer alguno de los jinetes y caballos, pero no podían detener el ataque, ya pronto llegarían los efectivos motorizados con las ambulancias y personal médico.

Estaban sobre la segunda línea, y caballos y jinetes igual que el anterior un salto preciso y limpio sobre las trincheras seguido como antes por todo el regimiento.

Alberto pudo notar que tanto el como su padre y algunos hombres pero no todos seguían en una línea de formación, pero los flancos no, lo que significaba que los flancos habrían encontrado algún tipo de resistencia. Frenando un poco su caballo, ordeno a su padre a tomar los hombres a su izquierda y dirigirse hacia donde estaban los demás hombres para prestar ayuda si era necesario, mientras él lo haría hacia la derecha. Además deberían dejar un área libre para las tropas motorizadas a llegar en unos minutos.

La mayor parte del enemigo que había huido se encontraba en la ladera de la montaña protegido por las rocas diseminadas e intentando reagruparse y ofrecer alguna oposición. Pero los Gurkas habían diezmado una gran parte con el fuego de sus ametralladoras y las carabinas de repetición, en manos de hombres capaz de usar esas armas con extraordinaria precisión.

Dos F-24 comenzaron a cruzar el pequeño Valle en vuelos razantes, descendiendo y elevándose siguiendo la línea de la montaña. El sonido de sus motores era horrendo y la tierra temblaba a cada paso de los aparatos.

Sumado a las luces y sonido de los motores de las motocicletas que enviaban los rayos de luz de sus focos y saltos por las imperfecciones del camino, los veinte hombres detuvieron sus motos, a la entrada del valle, tomaron sus FN retractables comprobaron las municiones y entraron el campo de batalla, saltando sobre las trincheras y disparando al mismo tiempo con sus armas de mano, su meta era los hombres que se encontraban refugiados contra la ladera de la montaña refugiados contra las piedras, John, Jersey y los demás hombres dejaron sus Bikes, refugiándose detrás de las rocas, comenzaron a disparar a las posiciones enemigas.

Alberto con sus hombres se encontraban luchando hombre a hombre en su flanco izquierdo, lo mismo que su padre, el príncipe Mario en el flanco derecho. Las dos ambulancias, que habían arribado unos minutos antes se encontraban ocupadas, atendiendo a los heridos de ambos bandos, 4 médicos y enfermeros se encontraban poniendo vendajes, extrayendo balas y tratando de brindar confort a los heridos. Las dos ambulancias fueron puestas cada una enfrentando direcciones opuestas, separadas por dos metros, corriendo el espacio dos pesadas planchas de acero de titanio, de un metro cada uno y dos metros de alto para protección, a los tanques de nafta les fueron extraído todo el combustible. que fue trasladado en 2 tanques a suficiente distancia de los vehículos.

Detrás de las ambulancias seis hombres del equipo medico, rápidamente bajaron varios grandes envoltorios y gran cantidad de postes de madera en secciones fácilmente de ensamblar, unos se ocuparon en preparar los parantes y otros en desenrollar las lonas con la que se levanto rápidamente una carpa usando como una pared los dos Hummvees con el techo y las otras tres paredes de lona, desde la cual sogas se aseguraron a estacas en la tierra en un ángulo de 30 grados. Los catres venían en unos paquetes cuadrados que contenían el catre con un colchón de foam, una frazada y dos sabanas, una vez desempaquetados, era solo seguir las instrucciones y ajustar las partes con los tornillos que venían con el paquete plástico de las instrucciones procedió a distribuirlos en la carpa que medía al terminarse doce metros por 24 metros.

Los catres una vez desempaquetados y ensamblados fueron instalados en líneas dejando entre ellos un pasillo de un metro y veinte centímetros, 50 camas fueron instaladas en el Hospital de campaña. Todas fueron ocupadas en los primeros treinta minutos a ocuparse la mayoría con heridos leves, las camas cercanas a las ambulancias eran donde los más gravemente heridos se les prestaban atención inmediata.

Chiquitita, habiendo llegado detrás de la caballería, sin detenerse comenzó a olfatear el aire, hasta que encontró el distintivo sent. del papa, en el sendero de la montaña que comenzó a escalar como siempre con una rapidez no esperada en sus cortas patitas.

Mientras Chiquitita corría hacia la plataforma en la montaña, los 30 Jeeps y 3 Hummvees, disparando con las armas instaladas en los vehículos 66 ametralladoras pesadas y 51 DPMS LR 308 t.308 , que unidas a los 20 FN de los hombres de John. Resultaban una abrumadora fuerza de ataque, después de 15 minutos de regar de balas con intermitente fuego combinado las posiciones enemigas, que apenas podían contestar el fuego.

Los poderosos motores de las dos Bradleys, hicieron su aparición en la entrada del Valle dirigiéndose inmediatamente donde los motociclistas y la guardia suiza, tenía a los terroristas atrapados en las paredes de la ladera de la montaña.

En la plataforma, Anthony y el grupo, solo podían limitarse a observar, ya que su posición no era la ideal para ayudar con sus armas, el Papa había salido de la cueva, a pesar de las protestas de Anthony que quería mantenerlo en la seguridad de la misma, pero no era fácil convencer a su Santidad una vez que había decidido lo que hacer, igualmente el grupo formaba una barrera, para salvaguardo delante de él. Chiquitita jadeante por el esfuerzo de la empinada cuesta llego al tope de la plataforma deteniéndose un momento a descansar desde la cima de una piedras vio al grupo con el objeto de su búsqueda, su Santidad Pedro II, mientras se preparaba para bajar por las rocas para encontrarse con el, pudo ver que detrás de su Santidad, saliendo por detrás de las rocas una figura con un puñal en la mano derecha, se acercaba despaciosamente para atacarlo, sin vacilar un instante con un extraordinario salto Chiquitita pareció volar en el espacio con sus fauces abiertas mostrando una perfecta dentadura en unos segundos cerro sus mandíbulas con una extraordinaria presión, sobre el brazo de la figura que dejo caer el puñal, con un grito de tremendo dolor. Al mismo tiempo perdió el equilibrio, tropezando por las piedras y cayendo al vacío.

El Papa al sentir el grito del árabe detrás suyo, lo mismo que los demás miembros del grupo, vieron como el árabe, aun con Chiquitita prendida de su brazo caían por el borde de la plataforma. ¡CHIQUITITA!.- Grito el Papa desesperadamente.’todos corrieron hacia el lugar dónde cayeron, Lyn, que llego primero al lugar exclamo-Están en una saliente, debajo, Chiquitita todavía tiene al terrorista sosteniéndolo por sus mandíbulas apretadas en su brazo-

Rápidamente con su mirada recorrió el lugar, viendo que todavía algunas de las sogas con que subieron hasta la plataforma se encontraban aseguradas, tomo una y probó rápidamente que pudiera resistir su peso gritando,- David, Lionel, yo me ocupo de Chiquitita, alguno de ustedes de el hijo de perra.- mientras se lanzaba sin vacilar al vacío.

Desde la plataforma todo el grupo estaba atento a Lyn, quien ya en la saliente de la roca unos cinco metros debajo de la plataforma ya sujetaba en sus brazos a la perrita, y Lionel había tomado con un brazo al árabe por su cintura el cual parecía inconsciente por la herida producida por las mandíbulas del animal, y los golpes sufridos en la caída.

Una improvisada camilla fue preparada atando dos de las cuerdas, a una de las frazadas de la cueva, y bajada rápidamente para acomodar a Chiquitita, la cual fue alzada con gran cuidado por Anthony y Oded.

Todo esto fue seguido por dos cámaras que Walter dedico a la operación, cuya imágenes fueron transmitidas por toda la network y recibidas con el aplauso de todos los que se encontraban en el Pentágono y la CIA.

-¡Walter! – Rugió el general Noble.- Cual es el estado de Chiquitita.-

-General.- Contesto Walter, por los reportes que tengo parece estar bien, dolorida si, por los golpes y algunas cortaduras, pero pronto podrá ser vista por los medics.

Cualquier cosa enviaremos un helicóptero por ella.- dijo el General Noble.- tenemos el Portaviones Presidente Clinton en el Mediterráneo cerca de la costa de Chipre, donde puede ser atendida.

-Lo haré saber a Anthony, gracias General.-

-Ni lo menciones.-

Una vez Chiquitita en las manos del grupo, con el Papa a su lado, al cual Chiquitita no paraba de lamer sus manos, a pesar de estar acostada sin pararse por el evidente dolor que sufría. La camilla fue descendida y el árabe puesto en ella y fue ascendido a la plataforma, donde sus heridas fueron desinfectadas, especialmente la mordedura que mostraba los huesos, un torniquete fue puesto para evitar la continua perdida de sangre, y Lyn inyecto un antibiótico, y un sedante para el dolor, las otras heridas del cuerpo y el rostro, ocurridas por la caída y el rozar contra las rocas. En cierta forma fue lo que salvo su vida, ya que amortiguando los golpes a Chiquitita, ésta pudo mantenerlo sujeto con sus poderosas mandíbulas.

El anterior es la continuacion, de la novela

Esta bueno!

Algo que creo que ya te mencioné hace siglos, que a lo mejor tendrias tiempo de insertar (antes de esta parte): los miembros de la escolta del Papa, la Guardia Suiza, son en su mayoria "ex" algo, por ejemplo se que hay muchos que son ex Legion Extranjera Francesa, es decir lo mejor de lo mejor.-

Me gusto!

Encantados saluti da Milano da

JC, :-)))_

Thx Argy, good idea, I´ll do it

como siempre estoy desesperado por terminar, asi le doy una buena correccion, y pasara por las manos de mis amigos y amigas primero, luego otra vez por las mias, despues el corrector, y el editor. Un abrazo


comparte esta página en: