Como estoy casi en la final recta, pongo un par

de cápitulos, se que nadie los lee, pero como todo el que hace algo, no importa que malo o bueno sea, quiere verlo impreso.

Y eso hago.

Walter desapareció de la pantalla y la imagen cambio a las fotos detalladas, con cada minúsculo detalle, casi tridimensional en perfecta resolución, tomada con varias cámaras a la vez.

Por el resto del vuelo, Susana no dejó de estudiar cada detalle, en cada roca, cada hendidura en que pudiera poner sus dedos y sus pies, lo mismo Anthony que permaneció con ella, gravando cada detalle en sus mentes. Re- examinando las fotos y haciendo preguntas a Walter.

EN EL AEROPUERTO DE CHIPRE

Finalmente después de 2:30 horas de vuelo el piloto puso las luces que indicaban que se ajustaran los cinturones para el aterrizaje.

Desde las ventanillas pudieron ver que el 747 con los planeadores se encontraba ya desplazándose por la pista del aeropuerto de Chipre, dirigiéndose al fin de la pista, y varios vehículos se dirigían hacia el, con los hombres y equipos para descender los planeadores y los mecánicos para cualquier ajuste, o cambios que necesitaran.

El 737, descendió rápidamente dirigiéndose hasta una intersección de pistas, esperando que todos los vehículos de servicio completaran su destino hacia 747.

El grupo tomo sus mochilas, en las cuales llevaban algunas armas de mano de su elección y esperaron en sus asientos. La adrenalina en sus cuerpos estaba creciendo continuamente, y se notaba en sus rostros y la tensión de sus músculos, Este era el último paso, una vez en los planeadores, ya no había marcha atrás.

Todos eran veteranos en una u otra forma, habían experimentado los rigores y tensiones del combate en todo tipo de situaciones con severo entrenamiento diario. Todos excepto Susan, la cual se encontraba, junto a Anthony, tomados de las manos y hablando en susurros, a pesar de que ella no había experimentado combate, sus nervios eran de acero, en cada una de sus ascensiones, minuto a minuto enfrentaba una muerta cierta, un error, era suficiente para caer desde cientos de metros.

Ningún miembro del grupo pondría una objeción de contar con ella en el equipo.

Finalmente, la aeronave inició su desplazamiento hasta donde se encontraba el 747, deteniéndose a unos 100 metros paralelos a la misma. Varios de los aparatos, exhibiendo sus desproporcionadas alas, para tan pequeño cuerpo, parecían gigantescos mosquitos casi invisibles con el color negro mate que estaban pintados. Los técnicos estaban elevando los pequeños motores sobre el final de la cabina, y algunos de ellos, ya comprobando su funcionamiento, haciendo los últimos ajustes del número de revoluciones.

An

Otros dentro de los mismos, colocando las nuevas baterías que permitirían, hasta 10 horas continuas de calefacción, manteniendo la cabina a una temperatura constante de 22º centígrados.

Los alemanes habían tenido un amplio suceso en crear unas baterías que con un mínimo encendido del motor durante el vuelo, volvía a recargarse en pocos minutos, contando con el necesario voltaje para alimentar el motor y el sistema de calefacción, éste problema había sido en las primeras épocas de los vuelos sin motor , el mayor inconveniente en la duración de los mismo, ya que la temperatura en las alturas requería, una gran cantidad de ropa de abrigo para que los pilotos mantuvieran la temperatura mínima del cuerpo, para operar eficientemente al aparato.

Anthony y Susana, tomados de la mano siguieron al resto que ya se encontraban en la pista dirigiéndose hacia los hangares frente a los cuales se encontraban las aeronaves que estaban recibiendo las ultimas inspecciones, a los alerones en las largas alas que los hacían parecer gigantescos mosquitos, Anthony, sabia que ahora mismo los mecánicos estaban examinando el Timón de dirección y profundidad, el pequeño motor, convenientemente recesado al final del techo de la cabina, pudiendo ser erigido cuando el piloto lo considerada necesario, quedando montado en un trípode, con una hélice en la parte posterior.

_Este vuelo no era el primero que hubiera querido que experimentaras, en un regular domingo al medio día-Anthony le dijo a Susana mientras caminaban-

-¿Por qué no?.. Contesto esta con una gran sonrisa- es más excitante que cualquier día de la semana-

Un domingo al medio día, podrías disfrutar de un maravilloso vuelo, entre las nubes, con un maravilloso silencio, y la impresión de estar en pleno contacto con las fuerzas del Universo, rodeándote , mientras las corrientes térmicas te permiten ascender y avanzar.- Esas corrientes se generan por el calentamiento de la atmósfera y el suelo alrededor del medio día y desaparecen al anochecer.- se interrumpió al ver que un pequeño vehículo impulsado por un motor eléctrico, se detuvo a pocos centímetros de ellos descendiendo del mismo, un hombre de mediana edad quien se dirigió a ellos-¿Anthony?........¿El señor Anthony Góngora?-

Si- soy yo, ¿como puedo ayudarlo?

Soy Frank Shuller, representante de Aero Industrias, en Langen

Alemania. Soy el encargado de ver que este usted satisfecho por el equipo que le hemos vendido a su compañía. –y tendiéndole la mano, a Anthony y Susana, agrego-si hay algo mas en que pueda yo servirlos, estaré aquí hasta que ustedes departan, mientras tanto estoy a vuestras enteras ordenes.

-Señor Shuller, le agradecemos mucho su atención-Anthony contesto mientras seguían avanzando hacia los hangares y el vehículo los seguía conducido por el chofer-Creo que muy pocas compañías hubieran conseguido, entregar los aparatos en tan pocas horas y trasladarlos aquí, en tan corto lapso de tiempo, y por lo que veo, tiene usted mas que suficiente mecánicos trabajando en ellos para dejarlos en perfecta condiciones. ¿Y dígame, como hizo para poder cumplir con nuestras especificaciones de la pintura? No creo que ese es un color estándar-dijo sonriendo mirando fijamente a Shuller.

Shuller sonriendo contesto- Los terminamos de pintar en vuelo en las bodegas de 747 - lanzando una típica carcajada...

-¿Porque tenemos los aviones de remolque preparados?- (DESCRIBIR LOS AVIONES) preguntó Anthony, - tenia la idea que remontaríamos con los motores.

‘Pense que le daría la opción de hacerlo con los típicos remolques, que los elevarían a la altitud necesaria para usar el ratio de 1000 metros a 30/46 kilómetros. Ello le permitiría conservar la energía de los motores en caso de necesitarlos.-contesto Shuller-

-Creo que es una excelente idea-dijo Anthony sonriendo, y viendo que se aproximaban los otros miembros del grupo, procedió a presentarles a Shuller e informarles de la conversación que habían mantenido.

-Frank!-dijo Lionel dirigiéndose al alemán-¿Me dijeron que uno de sus pilotos, es Lino Martín? ¿Esta aquí?

¿Eres tu Lionel?

-Si!-

Me dijo que posiblemente su hijo estaría aquí- y continuo- es uno de nuestros mejores pilotos-

-Lo se!-

-Lo encontraras en el primer aparato- Dijo señalando con el brazo extendido, ahí esta conectando el cable de remolque a su aparato.-

-Anthony!-si no te molesta, voy a saludar al viejo-

-Claro que no, en un momento vamos todos a saludarlo!-

El sonido de otro avion, C-130, llamo la atención a Anthony, -Que pasa querido- pregunto Susana,

_nada, no tenia idea que había otro aparatado llegando a Chipre, un C-130 trae algún equipo que no estoy enterado Vamos hacia allá, a ver que es esto.

Shuller dijo dirigiéndose a este, puedo usar su vehículo por unos momentos, quiero ver que trae ese avión.-

-Claro Anthony ningún problema-

-Ven Susan vamos a ver que es esto- Tomando su transmisor permanentemente en contacto con Walter, presiono el botón y en su receptor pudo ver la pequeña imagen de Walter, todavía en medio de un pandemonio de aparatos y cables- O.K. Anthony que tenemos ahora.

-Un C-130 aterrizando del cual no tengo ninguna idea, la tienes tú-

Anderson lo envía, no tengo nada en claro, pero es la CIA, dice que tu lo veras allí, envía los detalles necesito estar enterado de todo – y subiendo el tono de su voz, enojado prosiguió- Si quieren que este aquí coordinando, debo estar enterado de todo,

O.K. O.K., hablare con Anderson !, voy a ver de que se trata.

Mientras esa conversación se desarrollaba, el C-130.había carreteando deteniéndose en una pista auxiliar, y abriendo rápidamente la puerta posterior, un ensordedor ruido de motores, se escucho en el silencio de la noche, y una tras otras 20 motocicletas, comenzaron rápidamente a salir, dirigiéndose hacia el vehículo en el que Anthony y Susana se dirigían hacia el aparato, que acababa de aterrizar. Pronto se vieron rodeados de motociclistas en sus (describir las motos, Juan, necesito detalles técnicos).

Hey Tony, creías que me ibas a dejar atrás, jajajajaajajajaj,- grito John García, para hacerse escuchar tras el sonido de 20 poderosos motores como música de fondo, los cuales impedían toda clase de comunicación normal.

-John, que haces aquí, sabias que estabas en Milán, -pregunto Anthony con un gesto de total sorpresa al fornido individuo que se sacaba el casco, mostrando una tupida barba, y una amplia sonrisa,

-Anderson me llamo, pidiéndome contratistas, y aquí estamos- Mira quien estaba de paseo y me lo cargue, jajajaajajaajajaj. Un individuo alto junto a el, se saco el casco dejando ver sus facciones (describir alguien bien feo) Jersey! Exclamo Anthony, no te veo desde Angola, creí que te habías retirado o tomado un año de sabático-

Eso es lo que pensaba hasta que tuve la entupida idea de visitar a este maldito, que me envolvió en un paseo por el desierto- dijo lanzando una estrenduosa carcajada- mi esposa (nombre) me obligo, dijo que no me aguantaba mas jajajaajaj… y prefería que estuviera en cualquier parte menos con ella.

-No la culpo!- Contesto Anthony-

Bueno Anthony, que tenemos un trabajo que hacer, Anderson nos dijo que tú nos pondrías al tanto, nos informo brevemente pero los detalles los dejo para que tu nos expliques -continuo John

-¡Si! lo haré, pero no aquí, en este momento, sino por radio comunicación, veo que tienen todos los comunicadores en sus oídos.-

¡SI - Contestó John.- Anderson tomo cuidado de proveernos con los comunicadores.-

-Entre Walter y yo te informaremos lo que debes saber en las próximas horas ¿Este es todo su equipo en ese C-130?-pregunto Anthony

-SI! Mis armas personales están en el!- Espero que cuentes con una buena provisión de municiones.

Depende de lo que han traído, conociéndote a ti, estoy seguro que cualquier museo estará ansioso por poseerlas-dijo Anthony poniendo su brazo en los hombros de John y compartiendo una carcajada- cualquier arma que necesites puedes elegir entre las que llevamos

DPMS Long Range 308 T.308, es una magnifica táctica carabina con mira telescópica con magazines de acero, capacidad para 20 balas. También puedes elegir FN SCAR LIGHT,

-¿No lo conozco? - Dijo John –

Ha sido seleccionado hace años para las fuerzas especiales, para especial operaciones de combate, es un magnifico rifle de asalto y es retractable y lo puedes doblar, y usa M16 (NATO) magazines. Lanzadores de Ganadas, 45 puedes elegir, Glock 199 Mm., antes que me lo digas, tiene el grip con un nuevo modelo, que lo hace sentir perfecto en tu mano, no como los viejos modelos. Tenemos varias HK P2000, Heckler y Koch, especialmente diseñada para ambas manos, zurdos o normales, una maravilla.

-Si, los rifles esta bien, si son plegables son más cómodos para llevar en la moto... – Contestó John.- Pero en cuanto a las armas de mano, recuerda que somos todos un poco maniáticos, cada cual se trajo la suya! No me explicaron muy bien como hicieron para bajarse del avión en Inglaterra, tendrían algún contacto en la Aduana, supongo. Una vez que estás dentro de la Comunidad Europea ya no hay más controles, a Dios gracias. Yo tengo mi vieja Colt .45, que más de una vez me ha salvado la piel, Jerry insiste en usar su pistola Máuser Broomhandle, es una pieza de museo, hecha en 1930 más o menos. Bob usa un revolver Smith & Wesson Modelo 29 en .44 Magnum con caño de 6 pulgadas, que es tan pesado que lo hace caminar medio de costado, te juro! Los demás son gente más tranquila, vas a encontrar varias pistolas CZ 75 Checoslovacas y un par de Lugers alemanas, pero todo en 9 Mm.

-Seguro que no necesitan nada más? Más munición, por ejemplo?

-No, todo el grupo se vino a hacer turismo a los Alpes como si fueran a invadir Irán, creedme! Además de su juguete personal se han traído cien tiros cada uno, yo no se como hacen para que no se les desequilibren las motos! ¿Hay mas de 3000 terroristas?-preguntó.-

¡ NO !- no más de 300.-

-Entonces tenemos de sobra…Ah, ni se te ocurra ofrecerles pistolas Glok, estos tienen todos la manía del acero empavonado y del nogal lustroso, si les ofreces pistolas con el armazón de plástico se ofenden y se van!

-Pero esas son armas realmente antiguas, yo les estoy ofreciendo la última tecnología!- Dijo Anthony-

-Ah si, pero nuestras piezas de museo nos han sacado de un aprieto muchas veces, es por eso que les tenemos confianza!

De todas maneras ttenemos varios modelos que los encontraras aceptables, ahora, supongo que tu piloto estará recargando el combustible. Pon las motos dentro, tu y tus hombres se encontraran en Syria con los otros efectivos, mientras tanto Walter podrá ponerlos al tanto de lo que sucede y lo que esperamos de Ustedes, yo estaré en directo contacto contigo, John pon tus hombres al tanto de todo lo que pasa y como podemos cumplir la misión, ustedes nos ayudaran muchísimo y facilitaran el trabajo extraordinariamente por el poco tiempo que necesitaran para apoyar a la caballería y la flexibilidad de tus vehículos. Tengo que agradecer a Anderson por esto. -Y mirando la motocicleta que llevaba John, le dijo- tenemos que cambiar el amarillo ese, por otro menos conspicuo, color camuflaje seria mas conveniente- y ante la mirada espantad de John, estallo en una sonora carcajada- NO!... NO! No hay problema, lo que necesitamos es ruido luces y ese amarillo va a parecerles el diablo en personas, jajajajaajaj

-Ya… estaba comenzando a tener dudas en esta misión- contesto John riendo al mismo tiempo

-Dime como conseguiste estos hombres tan rápidamente. No me digas que estaban cantando en la Scala, jajaja, -pregunto Anthony riendo-

Tu recuerdas cuando pase unos años en Australia, forme parte del club Ulysses, como puedes ver son una banda de monstruosas criaturas.- dijo con una alegre carcajada, celebrada y acompañada por el grupo rodeándolos que sacandose el casco, mostraron unos rostros cubiertos por diferentes tipos de barbas, y sus poderosos cuerpos, deban la impresión de individuos con los cuales nadie trataría de jugarle una broma pesada. Y continuo.- Estaban en tour por Europa, y pararon en Milán a verme. No me costó mucho convencerlos en extender su paseo por el Medio Este, y como puedes ver aquí estamos, ¡COMO EN LOS VIEJOS TIEMPOS!.- Dijo Alzando su poderosa voz….

¡SALVANDO AL MUNDO! –dijeron al unísono-jajaja

¡ Mates: We´ll see each others in Syria, Let given them Hell!- Dijo Anthony dirigiendose a los motociclistas.- ¡Have to go!

See you there Mate!- contestaron todos, y con el característico sonido de los motores, se dirigieron al C-130 esperándolos en la pista. Anthony y Susan se quedaron por un momento viendo como se alejaban y se dirigieron a rápidos pasos hacia donde se encontraba el otro grupo, una vez allí.- Dijo.

-¿Señoritas y señores!, los cables están listos, los permisos concedidos, nos veremos en Syria- y tomando a Susan, la escolto al próximo planeador, le dio un beso, y la ayudó a sujetarse el cinturón una vez en la cabina, cruzo unas palabras con el piloto y corrió a buscar el suyo.

Uno a uno, siguiendo el mismo procedimiento, el cable de amarre se tenso, un asistente sujetando el ala derecha, por la corta carrera necesaria para estabilizar el aparato, y con ello impedir que el mismo se dañe comenzaron el proceso de despegar con el tenso cordón desde el remolque. Por razones de peso, el planeador levanta antes del avión, apenas unos 15 segundos después de iniciar el movimiento.

Susan a pesar de ser la primera vez en éste tipo de aparato, no se sintió nerviosa en absoluto, y curiosamente miraba como se elevaban, sin los acostumbrados sonidos de los motores, a pesar que escuchaba el ruido del motor, pero no en el aparato en que se encontraba, solo un murmullo proveniente del exterior. El ascenso era en un ángulo mucho menor que los aviones comerciales y miro como la isla se transformaba de un vivido centro comercial en una masa oscura, en el medio de un color mas suave, cruzada por largas ondas cambiantes, de la espuma de las olas. Y las luces de las viviendas diseminadas por toda la isla, con algunas agrupaciones de diferentes colores en los centros poblados de la misma.

A pesar de encontrarse la luna en cuarto menguante, había cierta luz reflejando el mar mediterráneo, quiso localizar los otros Gliders, pero solo pudo, a simple vista, ver la intermitente luz de los remolques, solo esforzando los ojos, podía vagamente ver una diferencia apenas de color que indicaba la posición del planeador detrás de los aparatos y eso porque sabia aproximadamente a que distancia y dirección de los mismos se encontraban.

-Vamos a llegar pronto a los 5.000 metros de altura y allí desengancharemos nuestro aparato, hecho esto estaremos en constante comunicación con Walter en Castell Gandolfo, para tomar las coordenadas y el curso a seguir.

-¿Está usted bien?- el piloto pregunto a Susana- .

-Perfectamente! Estoy disfrutando éste silencio, tan inusual para mi , en un aparato aéreo.

-Ya está- dijo nuevamente el piloto, y pulso el botón de la pequeña pantalla que había sido instalada sobre el tablero de instrumentos que pronto se iluminó, mostrando un laboratorio, lleno de aparatos electrónicos, pantallas, y varias mesas, con monitores y técnicos en cada uno de ellos.

Caminando detrás de cada uno de los monitores, se encontraba Walter, con su metro ochenta de altura, 35 años de edad, con un corte de pelo al rape, disimulando sus profundas entradas,

Tardó unos minutos para apercibirse que su monitor mostraba una luz indicando que alguien quería contactarse con él

-Hola!...Walter!

-Louis! contestó

-Ah si Louis! Discúlpame éste no ha sido un día común.

-Lo comprendo, ja ja ja- dijo con una pequeña carcajada

-Se encuentran ya volando solo?

-Sí, yo he sido el primero en alcanzar los 5.000 metros, los otros me seguirán en unos minutos.

En 5 minutos después Walter, desde su escritorio en Castel Gandolfo, rodeado de los monitores y asistentes, estaba comunicando a todos las novedades y dirigiendo sus aparatos.

Susan sintió una sacudida al perder la aceleración al cortarse el cordón umbilical, y prontamente experimento el descenso en un controlado ángulo, era una extraña situación ya que el aparato no tenia los medios de ganar considerable altura, sin las corrientes térmicas, o usando el pequeño motor electrico. pero sin ello para ganar elevación y mantenerse en un plano horizontal contaban solamente con la brisa suave del mar, que les daba cierta velocidad que y permitía no solo impulsarlo pero también mantenerse.

El silencio y la paz que rodea el planeador, sumada a la sensación del vuelo, hizo comprender a Susana, la necesidad y la adición de Anthony a esos vuelos que busca de la tranquilidad que los mismos le brindarían cada fin de semana.

Es una paz espiritual a la que escapan los sentidos sintiéndose uno con la creación. El paso del tiempo como en un estado meditativo, es imperceptible.

La verdad es que, pareció despertar de un sueño letárgico cuando el piloto, le dijo: Susan estamos en las montañas de Syria, tenemos suficiente altura, por los vientos del mar, y no necesitamos la velocidad que éstas podrían proporcionarnos, pronto estaremos descendiendo y aterrizaremos.

-Gracias Louis… dime me dormí?

-No sé! Pero por 2 horas no has dicho una palabra.

-Ja j aja, bueno si lo he hecho, me va a venir muy bien- dijo Susan- donde están los otros?

  • Si miras el monitor, Walter nos tiene a todos en el infrarrojo del satélite, estamos a 200 metros de distancia uno del otro, y todo parece estar en perfecto orden.

Walter a localizado un lugar a unos 6 kilómetros de nuestro destino lo suficientemente plano, un antiguo camino que nos brinda mas de 1000 metros, que es suficiente para acomodar nuestra flota.

Louis tenía los anteojos infrarrojos puesto, y Susana también lo hizo, con lo que consiguió una vista de las montañas y sierras que iban pasando, a pesar de haber experimentado por unas horas ya, el silencio del vuelo, no podía menos que sentirse admirada de la sensación de volar en la majestuosa paz, como siendo parte del viento que los impulsaba.

Louis comenzó a maniobrar con los alerones.

El planeador se inclina y comienza a girar, sobre el valle desolado donde Susan podía ver con la ayuda de sus anteojos la línea de lo que parecía una carretera que se extendía sinuosamente por el desierto, perdiéndose entre las montañas en la distancia y un grupo de sierras próximas.

Louis señaló un camino sinuoso corriendo paralelamente al cauce seco de un arroyo que traería el agua de la nieve acumulada en las altas cimas que podían verse desde el planeador.

-Ese es nuestro aeropuerto- dijo sonriendo- pero quiero mirarlo mas cerca antes de comenzar el descenso final- Después de pasar una vez exclamó- No parece tan mal, allá vamos, ese es mi lugar- gritó, y volvió a aplicar los frenos.

El planeador se poso en el camino desparejo reduciendo la velocidad, ladeándose una o dos veces levantando una nube de polvo, posiblemente amarillento. En unos momentos Louis detuvo el aparato.

  • Round 1!- expresó alegremente, mientras desabrochaba su cinturón de seguridad, lo que Susana siguió inmediatamente.

Una vez seguros en la improvisada pista, observaron con Louis, el descenso uno a uno de los planeadores,..

Susan, bajo su equipo, y estaba cargando su mochila, y Louis también bajo el resto del equipo, ya que los pilotos ayudarían al grupo a transportar con los bultos hasta la base de la montaña a escalar.

Con los anteojos, ella podía ver como uno tras otro los pájaros negros descendían, como gigantescas aves negras, entre las montañas Susan no pudo menos que pensar en una noche similar en un mundo del pasado con una bandada de Pterodáctilos, descendiendo por la cacería de presas en el desierto.

Los aparatos al descender y tomar contacto con el viejo camino, saltaban un poco por las depresiones y montículos, que el viento y la arena del desierto habían esculpido en años de abandono, donde en el pasado caravanas de camellos circulaban continuamente en rutas comerciales establecidas en centenares de años, conectando cientos de poblados y grupos de tiendas de Beduinos en algunos Oasis, hoy con el advenimiento de modernos medios de transportación, poblaciones habían sido re-colocadas, y la necesidad de esas rutas, desaparecieron para ser ganadas otra vez por el desierto.

La brisa seca, con la arena y polvo acumulada por años, fue disturbada por el descenso de uno tras otros de los planeadores, levantaron una densa nube de polvo, Susan no pudo dejar de pensar, que de haber sido de día, esta sería una situación imposible de ignorar para cualquier observador, desde el lugar en que se encontraban los terroristas, pero en la oscuridad de la noche, cualquier vestigio del polvo, seria atribuida a la brisa del desierto.

Treinta minutos más tarde, todos estaban reunidos en el sendero que sirvió como pista de aterrizaje, los planeadores se encontraban en posición de despegue alineados, con los motores listos para despegar inmediatamente en caso de emergencia todos los de los grupos vestidos en ropa de camuflaje, ya con las armas, en sus cinturas, con sus cartucheras y provisión de suficientes municiones.

Pronto los 22, cada uno con una mochila en sus espaldas y otros bultos en sus manos, dejaron los aparatos y emprendieron el camino, hacia el grupo de montañas, donde se encontraba secuestrado el Papa.

A pesar de que cada uno, llevaba un buen peso sobre sus hombros y en sus brazos, todos estaban físicamente aptos para el esfuerzo que debían afrontar.

CAPITULO

La noche se mostraba ideal para la misión, una gran cantidad de nubes obscurecía aun más el desierto con su luna en cuarto menguante que aparecía y desaparecía con las nubes en lentos pero continuo movimiento al impulso de los vientos en las alturas. Las masas montañosas de Jabal an Nusayriyah obscurecían aun mas el entorno con las proyecciones de las oscuras masas en la débil claridad de la noche.

Anthony recorrió sus ojos al grupo que se había reunido, con las mochilas en sus hombros, y bolsos de mano, las armas personales, se encontraban en sus cartucheras destacándose la diferencia de las mismas en el conjunto, que mostraban claramente la preferencia personal.

Lionel, Walter y Oded, Llevaban en sus cinturones la Wildey Mágnum, totalmente de acero inoxidable, terminado en mate como la versión de Caza, con doble acción mecanismo, y un peso de mas de 2 Kilos, claramente no era una pistola para manejar con una mano. Sus balas eran obtenían una velocidad de 600 metros por segundo disparado por un exclusivo sistema de gas.

Kurakawa, llevaba un arma con un diseño muy diferente, muy apropiada a su nacionalidad una pistola Nambu diseñada por el Coronel Kijiro Nambu adoptada por el ejercito Japonés en 1904.

Lis Yen usaba la misma pistola pero en una variación que la hacia aun la mas rara de todas las pistolas militares, ya que es una versión reducida, pero exacta en cada detalle de la que fue llamada Papa Nambu, disparando sus cartuchos a una velocidad de 266 metros por segundo.

Francis, una WILSON COMBAT .45 ACP.,

David, portaba una .45 Smith & Wesson

Mark, Fred y Jerry, diferente versiones de el típico Colt revolver.

Anthony, llevaba un Smith & Wesson 44 Mágnum, al que tocó con su mano derecha, acariciando sus líneas sintiendo la suavidad del acero inoxidable, junto a la solidez y el poder que emanaba del mismo.

Todos tenían colgados de su hombro un DPMS LONG RANGE 308 T 308, de largo alcance con un magazine con 20 balas y mira óptica, una carabina altamente reliable con una considerable fuerza impactante.

Listos-preguntó, aun sabiendo que su pregunta era totalmente innecesaria, ya que todos parecían mulas de carga, incluso los pilotos, que volverían a sus planeadores, esperando sus noticias con sus aparatos listos para despegar, con la ayuda de sus motores tan pronto le dieran la orden.

Los auriculares en sus oídos transmitían sus palabras en forma instantánea a pesar que eran primero recibidas por el satélite……metros sobre su cabeza, y retransmitido a todos los miembros del grupo, grabado y retransmitido a Castel Gandolfo, el Vaticano y las oficinas de la CIA en Langley. (Recordar que aquí o en otro capitulo debemos describir el sistema de cámaras infrarrojas que permita tener una visión del campo de batalla y algunas cámaras Zoom a específicos lugares

Todos esos sistemas le permitían a Walter tener una información completa de lo que sucedía, y aquello que las cámaras del satélite regulares o infrarrojas no podían captarlos implantes en cada uno de los hombres podían mantener su locución en todo momento – Muy bien grupo – Continuo, coordinemos nuestros relojes, a las 22:17…….Listos…. ¡Ya!-Mientras recorría con la mirada a todos - continuo - ¡Vamos a rescatar al Papa!

-¡A rescatarlo! - exclamaron todos, comenzando a caminar, en fila de dos, siguiendo a Anthony y Susan.

Mientras lo hacían recibieron el mensaje de Walter informándoles que tenían 5 Km. 350 metros hasta la meta.

Han escuchado al cerebro, señoritas y señores espero que estaremos allá a las 2300 horas-

El grupo siguió un sendero que posiblemente algunos animales habían marcado en el curso de los siglos, pero la mayor parte estaba cubierta de rocas distribuidas al azar y hacia difícil mantener una línea recta.

Todos usaban los anteojos infrarrojos, lo que les daba la azulada coloración al entorno que aumentaba la impresión de un mundo diferente, con una claridad proviniendo de ninguna parte, pero lo suficiente para distinguir cada objeto

  • ¡todos listos! Exclamo Anthony.- pasando una mirada de inspección a todos los miembros del grupo, sabia que su pregunta era solo retórica, ya que cada uno parecía una pequeña mula de carga con sus mochilas, bolsos de mano, las carabinas colgando de sus hombros y sus armas de mano en sus cartucheras. En sus oídos los auriculares especiales con el pequeño micrófono con un conducto que se extendía hasta sus labios. Los implantes electrónicos en sus cuerpos, permitían a Walter su localización instantánea y podía dirigir sus cámaras del satélite donde se encontraran.- Bien grupo.- continuo –Son las 22:17, sincronicemos nuestros relojes. ¡LISTOS!...! YA!

  • Todos, incluso los pilotos, ayudaban ahora a cargar los bultos y que luego solo deberían esperar en los planeadores, por el regreso del equipo, si algo sucedía que no estaba de acuerdo con los planes, siguiera la rutina de ajustar sus relojes.

  • Tenemos seis kilómetros s nuestro destino final.-

  • Cinco kilómetros seiscientos cincuenta metros.-La voz de Walter resonó en sus oídos.-

  • Han escuchado la voz del cerebro señoritas y señores. Si no hay nada mas, les agradece por favor que me sigan.- Con esas palabras el grupo comenzó su marcha a través del rocoso sendero en el cual las posibilidades eran que, jamás algún ser humano hubiera posado el pie en esas rocas.

Todos estaban usando los anteojos infrarrojos que les permitían ver en la oscuridad, aunque no la completa gama de colores, a pesar que los avances hechos en el campo de la óptica, estos permitían luego de acostumbrarse al uso, el reconocer los mas intensos del espectro.

CHIQUITITA EN EL AEROPUERTO

Leopoldo y Fabián se encontraban en el despacho Papal, Chiquitita de vuelta de su paseo, se encontraba en su colchoncito, debajo del escritorio de su Santidad, observando los dos sacerdotes mientras comentaban los sucesos ocurridos durante el día.

Su eminencia.- dijo Fabián.- ¿Está usted seguro que quiere ir con nosotros?, será una misión muy peligrosa.-

Padre Fabián.- Contestó.- Lo sé pero es mi deber estar con su Santidad, no pude acompañarlo por las exigencias del secreto que rodeaba la reunión, pero ahora debo estar con él y llevar la copia de todos los documentos que llevaba, en caso que los mismos han sido destruidos. O perdidos durante el secuestro.

Las puertas del despacho se abrieron y Georgio el mayordomo, se introdujo informando a los dos sacerdotes que el vehículo que los conduciría al aeropuerto se encontraba ya esperándolos en las cocheras del Vaticano.

Rápidamente ambos sacerdotes hicieron una inspección visual, para cerciorarse que no olvidaban nada, Georgia tomo dos maletas y rápidamente salio del cuarto con las mismas, mientras hacia esto, Chiquitita, se escurriéndose sin ser notadas y siguió a Georgia ocultándose detrás de las mesas y muebles que adornaban los corredores, adelantándose a él cuando dejo el equipaje en el suelo para abrir la puerta de las escaleras, una vez abajo parándose en sus dos patas traseras empujo la puerta, que se abrió al ejercer presión. Una vez en las cocheras, se oculto detrás de uno de los automóviles estacionados y siguió a Georgia al salir de las escaleras, hasta ver el automóvil en el cual el chofer, le ayudo a poner las valijas, dejando la puerta del frente abierta, lo cual fue aprovechado para que Chiquitita se escurriera en el asiento delantero acostándose en el mismo.

Una vez que llegaron ambos sacerdotes y su equipaje fuera acomodado en el baúl de la limousine, bajo la atenta mirada de los sacerdotes que querían asegurarse que los documentos y sus ropas para varios días se encontraban incluidas, una vez asegurados que todo estaba en orden, estos se acomodaron en el asiento trasero, y el chofer mirando a Chiquitita, que parecía dormir placidamente, sin pensar que nada extraño ocurría, ya todos conocían a la perra como la mascota del Papa y nadie prestaba atención a su presencia en todos los corredores y salas del Vaticano y sus alrededores, asi que palmeo su cabeza y se dirigió al Aeropuerto.-

La limousine que conducía a Fabián y Leopoldo, una vez pasado la inspección de la entrada, se dirigió a los últimos hangares de la pista, se detuvo en uno de ellos que parecía una fabrica, llena de operarios, que se movían como hormigas, tratando de completar el trabajo.

Otros como los miembros de la Guardia suiza con sus coloridos Uniformes y los miembros de la guardia Nobile, entrando sus caballos por la rampa abierta de uno de los aparatos, una vez acomodados en los improvisados corrales de tubos metálicos, los mismos estaban siendo equipados con unos zapatos de goma que les permitirían caminar sin ruidos por las partes rocosas del desierto.

Los vehículos, jeeps, Hummvees, y los dos Tanques Bradleys, se encontraban ya en los C’130

Anthony y sus hombres se encontraban fuera de los hangares, y dos de los C-130 se encontraban en la pista, preparando los últimos toques para despegar.

La limousine se detuvo cerca de donde se encontraba Anthony y sus hombres, entre ellos se encontraban Dennis Ensor y Juan Carlos Olmedo, los reporteros de New York Times, Los dos sacerdotes se acercaron a donde estos se encontraban.

  • Juan Carlos.- Exclamo el Padre Fabián.- Que haces aquí

  • Ya lo ve Padre, pretendiendo ser un periodista.-

  • Estoy encantado de verte.-dijo, Fabián mientras lo estrechaba en un fuerte abrazo. Leopoldo, este es Juan Carlos, uno de mis parricionarios en Nicaragua.- continuo Fabián, dirigiéndose a Leopoldo, el cual estrecho firmemente la mano de Juan Carlos.-

Mientras estaban allí cambiando impresiones, Anthony vio que ya debían ascender al avión privado de ……….Industries, y dándoles un fuerte apretón de manos a los sacerdotes, DennIs y Juan Carlos, corrió a rápidos pasos hacia aparato. Pocos minutos después, El avión privado despegaba ante la mirada de los miembros de la guardia suiza, el escuadrón de Gurkas, al comando de un Coronel Ingles, y varios CIA, miembros voluntarios. Una vez en el aire, continuaron rápidamente los trabajos de cargar y asegurar el equipo que llevarían al desierto.

Chiquitita, aprovechando que la atención de todos se encontraba en el desarrollo de la infinidad de tareas, bajo del automóvil y olfateando el aire, se dirigió al lugar donde se estaban acomodando a los caballos, allí se encontró con el Príncipe Alberto, el cual solía acariciarla y jugar con ella en las caballerizas.

  • Chiquitita, vienes con nosotros le dijo.- a lo que esta pareció contestarle afirmativamente con un corto ladrido.-

  • El príncipe continúo atendiendo sus caballos, mientras Chiquitita busco un lugar donde ocultarse y pasar desapercibida.

Una hora mas tarde con todos los equipos y hombres en los aviones, uno tras otro los tres C-130, remontaron vuelo desde el Aeropuerto de Fumichino, hacia el desierto de Jabal al Nusaiyah. El punto de aterrizaje se encuentra a menos de diez kilómetros del emplazamiento de la cueva, en un pequeño Valle, que tiene una pista natural de más de Trescientos metros más que suficiente para el aterrizaje del C-130.

Todos los hombres de la guardia Nobile, se encontraban en un solo aparato donde llevaban los caballos, algunos hombres de la Guardia Suiza y los Tres sacerdotes, Fabián Leopoldo y el Cardenal Gallelli que había llegado con unos pocos minutos para la salida.

Todos se encontraban a bordo del el aparato militar, sentados en largos asientos mirando hacia la cola del aparato y ello producía una extraña sensación. Además el sonido de los motores a hélices con su monótono sonido y ningún movimiento, parecía que el aparato no había despegado, la falta de ventanillas en el mismo contribuyan en no menor grado a la sensación de inmovilidad del aparato, muchos se dirigían hacia el frente de aparato en que se encontraban las únicas ventanas para asegurarse que estaban volando.

Llevaban más de media hora de vuelo, cuando la atención de Fabián y Leopoldo se dirigió a un murmullo y pequeños gritos de la guardia Nobile, y los guardias suizos,

¡Chiquitita! Chiquitita.- Decían mientras ella avanzaba entre las filas de

Asientos, buscando a los sacerdotes, a los que pronto encontró, moviéndole la cola en señal de alegría. Aunque ambos se tomaban la cabeza en señal de desesperación.

¿Como es posible?- Decia Fabián.-que te encuentres aquí, ¡Dios mio, si algo te ocurre como le explico a su Santidad!

De la manera que su Santidad quiere a ese animalito.- Exclamo Leopoldo.- No será fácil, pero nada podemos hacer ahora, más que tomar el mayor cuidado posible.

¡SI!-Intercedió el Cardenal Gallelli.- El animal está aquí y no podemos hacer nada, recemos que nada le ocurra.-

Como no todos los asientos estaban ocupados, y había uno junto a Leopoldo, este dio unos golpes con la palma de su mano en el asiento al mismo tiempo que hacia un gesto para que Chiquitita lo ocupara y ésta inmediatamente lo hizo, durmiéndose inmediatamente.

LLEGANDO A LA BASE DE LA MONTAÑA

El grupo estaba caminando a buen paso, a pesar de la cantidad de piedras diseminadas por el sendero que seguían, algunas de respetable dimensiones, además de montículos de piedras y arenas, Walter los mantenía al tanto de los obstáculos que encontrarían y la mejor manera de evitarlos.

Ya cerca del sitio seleccionado para comenzar el ascenso, la voz de Walter les advirtió de un peligro eminente.

  • Anthony hay una patrulla compuesta de 5 hombres acercándose a ustedes, tienen un grupo de grandes rocas al sureste a cien metros del punto donde ustedes se encuentran, las que les puede servir perfectamente para cubrirse, es evidente que la patrulla no cuenta con visión nocturna, ya que se valen de linternas para alumbrar su camino.-

  • ¡Gracias Walter! Contesto Anthony con un susurro pero perfectamente audible a través de la sensibilidad del micrófono.- Ya vamos para allá, Oded, Lin, David, ustedes manténganse en primer plano, si no ofrecen un eminente peligro, dejemos que sigan su camino.-

  • ¡O.K!- contestaron los tres, buscando un punto estratégico para protegerse, mientras el resto del grupo, procedía a ocultarse entre la formación rocosa indicada por Walter. Cuya estructura les permitiría formar una línea de defensa mas apropiada, pero sabían que en caso de ser necesario Lin, David y Oded, quedaron ocultos en una formación rocosa a 30 metros de distancia y eran más que suficiente para eliminar los cinco hombres que se acercaban, si ello fuera necesario, algo que Anthony no consideraba deseable, ya que podía notarse su falta, y mas hombres serian enviados a investigar.

  • El grupo mantenía el pequeño visor en la palma de su mano, que les permitía captar las imágenes transmitidas por Walter desde el satélite permanentemente en un punto estacionario a más de Treinta mil metros de altura, con las poderosísimas cámaras que permitía una perfecta visión de lo que ocurría en el sitio. A pesar de la pequeñez de aparato podían observase cinco puntos oscuros y unos rayos de luz alumbrado el sendero que seguían, la despreocupación con que parecían moverse y la luz que proyectaban las linternas, mostraban inequivocadamente que estaban patrullando una zona, la cual no consideraban un lugar desde el cual podían esperar un ataque. La cueva en la cual se encontraba el Papa, estaba localizada en la cima de la montaña, con una plataforma que conducía a la entrada, solo accesible por un estrecho sendero, hoy solo transitado por animales salvajes y cabras en los tiempos de invierno, donde estos animales buscaban protección y abrigo.- Siglos de desmoronamientos de rocas habían producido que el único lado accesible a la cueva, fuera muy difícil de llegar a la misma, y los otros lados, la casi verticalidad y la roca desnuda de las laderas, hacia que se consideraban un imposible de escalar. Ello hizo que la línea de defensa del lugar se centralizara en el Valle, donde se encontraba el único acceso a la cueva, por el estrecho y difícil sendero.

  • Estratégicamente la selección del sitio y la defensa del mismo, en caso de tratar de contener un enemigo que contara con los medios tradicionales para el ataque, era excelente. La estrategia de la defensa se basaba, en la dificultad del terreno, y contaban con la amenaza de asesinar al sumo pontífice, si sus defensas eran superadas por una fuerza superior. Masivo ataque por aire, era imposible de efectuar ya que pondría el peligro la vida del Papa.

  • El silencio de la noche, traía en la brisa, la conversación de la patrulla, Anthony conocía suficientemente árabe, para entender por la conversación entre ellos, que los dirigentes no consideraban este sector peligroso, ya que tenían una barrera natural de defensa, que impedía el acceso al valle, donde el grueso de las tropas se encontraban.

  • La patrulla fumo unos cigarrillos, los hombres efectuaron sus necesidades fisiológicas y emprendieron el regreso a sus posiciones en el valle. Una vez que los vieron alejarse Anthony espero 10 minutos antes de ordenar el proseguir hasta la montaña que a pesar de su poca altura, se elevaba impresionante a pesar de la tenue claridad de la noche. La marcha fue rápida, tratando de ganar la media hora perdida con la patrulla.

  • A las 12:10, estaban contemplando la montaña desde el punto que comenzarían la exhalación, y a pesar de no ser una de las mayores montañas, la verticalidad de la roca desnuda, desde el punto en que se encontraban parecería elevarse hasta el infinito.

  • El tipo de escalamiento a efectuar, es extremadamente peligroso durante el día, pero en una noche de poca claridad lunar, se convertía en un juego de azar, con muy pocas probabilidades de suceso

  • Anthony y Susan, permanecieron a más de cien metros de la base de la montaña, observando detenidamente con los binoculares infrarrojos cada detalle de las paredes verticales, confirmando las imágenes provistas por walter que tenían grabadas en sus mentes. La exactitud con que pudieran recordar cada detalle podía significar la diferencia entre la vida y la muerte en la escalacion.

  • ¿Qué piensas?-pregunto Anthony apretando la mano de Susan, tratando que su voz sonara optimista tratando de infundir confianza.

  • Como comer un pastel de manzana, es un tanto complicado por la hora en que debemos hacerlo, pero no es lo mas difícil que he escalado.-

  • ¡Eso pienso yo también!-Dijo Anthony con tono positivo y continuo.- Vamos a poner manos a la obra, no falta mucho para el amanecer.- Tomando las manos de Susan entre las de él permanecio unos minutos mirandola en los ojos, y abrazandola unieron sus labios besandose apasionadamente por casi 5 minutos, hasta que Susana finalmente se separo diciendo.- ¡Tanto tiempo perdido!-

  • ¡Si! Pero lo recuperaremos.-

  • ¡Bueno, vamos y terminemos esto cuanto antes!-dijo Susan y tomando la mano de Anthony caminaron rápidamente hacia el punto de ascensión, donde ya se encontraba el resto del grupo.

  • Al llegar, todo el equipo estaba preparado para la persona que escalaría la montaña, mas de mil metros de extra fino cordel de extra resistencia, que se llevaría a la plataforma y seria arrojada para subir la larga y pesada cuerda anudada, una vez en sus manos y asegurada será usada para que los demás treparan la peligrosa ladera.

  • Susan y Anthony, miraron el equipo y se miraron mutuamente, por unos minutos, lo mismo que el grupo, atento a los acontecimientos, hasta que Susan rompiendo el silencio pregunto - ¿Quién subirá?

  • ¡Anthony tomando una fuerte bocanada de aire, contesto-¡El mejor!, déjame ayudarte con el equipo.-

  • ¡Gracias!- Dijo Susana y dándole un rápido beso en los labios, ante la mirada sonriente de todos los del grupo, satisfechos con el resultado de la decisión. Inmediatamente ayudada por Anthony, comenzó a colectar el equipo y ajustándolo a sus ropas y cinturón preparado especialmente para recibir los instrumentos.

-

  • ¿Quieres decir algo mas?- Pregunto Anthony, mientras Susan tomaba un largo trago de agua de la botella que este le tendió.- Bien entonces déjame ponerte esta mordaza, lo siento mi amor, pero si algo falla, no podemos dejarles saber.

  • ¡Lo se!- Dijo Susana y dejo que se le pusiera la fuerte cinta de contacto que evitaría que saliera un sonido de su boca en caso de caer.-

  • Para romper la tensión del momento Anthony le dijo -¡AHORA SI, ERES LA MUJER PERFECTA! A lo que Susana hizo un gesto con la mano para golpearlo en la mandíbula, mientras el grupo reía del comentario y la abrazaron en forma sucesiva deseándole la mejor suerte, a lo que Susan contestaba con el pulgar de la mano derecha levantado.

Susan dio vuelta enfrentando la pared y con un ágil salto, sus fuertes manos alcanzaron una saliente, con ágiles, rápidos y seguros movimientos se elevo rápidamente varios metros, sus acciones serian comparables a la facilidad con que una bailarina clásica caminaría sobre el escenario.

Anthony se dirigió al lugar que habían estado con Susana observando la montaña y discutiendo la ruta que debería tomarse, y concentro sus binoculares en la figura que como una araña humana avanzaba en forma lenta pero rítmica y segura. El no poder usar los clavos y el martillo o la pistola con una carga para penetrar los amarres para ir asegurando las sogas, hacían su ascenso sumamente peligroso, sabía que no había otra mejor en el mundo, pero no podía dejar de sentirse temeroso, que cada movimiento podía fallar.- ¡Walter! - susurro en el micrófono

Aquí estoy Anthony.- Contestó

Susan comenzó el ascenso.-

Lo se Anthony, tengo las cámaras en ella, la estamos siguiendo pulgada por pulgada.- Y agrego-No te preocupes Anthony, no hay mejor que ella en el mundo. Si alguien puede hacerlo es ella.

¡Lo sé!

Estoy transmitiendo las imágenes al Pentágono y la CIA, todos están allí, tengo 10 cámaras en la Guardia Suiza, la Caballería y ustedes. Hay 5 en Susan.

Gracias Walter.

Por nada.

El ascenso de los primeros metros no causo a Susana ninguna dificultad, la noche era un factor desconocido, a pesar de los lentes nocturnos los objetos parecían tener diferente estructura, y el no poder asegurar sogas de seguridad era un riesgo que jamás había experimentado, a pesar de que ello la hacia proceder con extra cuidado. Sabia que ello reducía la rapidez del ascenso, pero eso no la preocupaba ya que lo único importante era llegar a la plataforma. Sin embargo y pese al peligro al mismo tiempo un nuevo desafío excitante, hacia circular la adrenalina en sus venas, mientras sus dedos se introducían en pequeñas rajaduras en las rocas, esas diferencias causadas por miles de años de viento, hielo y las aguas han formado y se encontraban hoy, exactamente en el lugar exacto para que ella pudiera afirmar sus dedos y elevar metro por metro su cuerpo para cumplir su misión, escalando esa pared, pensó…..No hay casualidades, cada indentación estaba preparada para recibir mis dedos y mis manos, miles de años antes de nacer

Tomo un descanso por unos minutos aprovechando una pequeña plataforma entre una rajaduras de la rocas que formaron una diferencia entre ellas lo suficiente para apoyar sus pies completamente y asi descansar las tensiones de los músculos de su espalda, llevaba mas de una hora y su organismo comenzaba a sentir no solo el cansancio físico del esfuerzo, pero también el temor de no poder cumplir con su misión. En una escalacion común, el atleta es solo responsable por si mismo y su fallo o suceso solo afecta una persona.

En este caso llevaba en sus hombros y sus manos, el futuro de la humanidad como la conocemos. Moviendo su cabeza en negación, desecho totalmente los pensamientos negativos recitando en su mente como mantra, "! NO DEBO FALLAR Y NO FALLARÉ!"

¡Susana!....!Susana!- resonó en sus oídos la voz de Walter- En unos pocos metros, apenas diez, tienes una plataforma bastante amplia para descansar, con un amplio receso entre las rocas no solo para poner tus pies pero también sentarte, y desde allí tienes 173 metros a la plataforma, ya has cumplido mas de la mitad de tu ascenso.-

Tan pronto Walter termino de comunicarse, la voz de Anthony le dijo-

Estas ascendiendo como un ángel.-

Tal vez esté ascendiendo como un ángel, pero sin alas, pensó, pero como Richard III, quisiera gritar, tomándome una libertad en William Shakespeare "My kingdom for a drink of water", esta maldita cinta que tengo por mordaza me esta matando. Sacudía su cabeza queriendo negar con ese acto todo pensamiento que no fuera la escalacion de la montaña, en pocos minutos estuvo en la plataforma, que no solo tenia el medio metro mencionado por Walter pero una rajadura que penetraba unos metros dentro de la ladera. Lo cual le pareció como el gran hall de la Scala de Milán, sacarse la cinta plástica de su boca, y beber de su cantimplora lentamente el agua que tanto necesitaba, y se recostó de espaldas unos minutos estirando sus cansados músculos, Diez minutos después, se encontraba totalmente recuperada, aunque sin mucho entusiasmo se colocó la cinta en su boca, sabia que era necesario no sin antes en un susurro enviar un mensaje al grupo diciendo que en una hora los vería a todos en la cima.

Nuevamente con renovados ánimos comenzó a buscar las ranuras y salientes en las rocas para continuar su ascenso. Mientras tanto Anthony con sus binoculares observaba cada centímetro y sufría por cada movimiento que Susan efectuaba, y sus músculos estaban doloridos por la tensión causada por sus nervios.

Lentamente unos 35 metros de distancia del punto final al alcanzar un saliente en la roca, y efectuar presión sobre él para probar su solidez, el mismo se desprendió cayendo pareciendo a ella y el grupo como un trueno, en el silencio del desierto.

Susan se mantuvo inmóvil sosteniendo su respiración. Afortunadamente era una reacción exagerada, ya que desprendimiento de pequeñas rocas eran una situación común en las montañas, y los árabes allí no eran extraños a esos pequeños sonidos, de desprendimientos que ocurrían frecuentemente.

Walter le aseguro que el sonido no había causado ningún movimiento en los hombres cuidando Su Santidad El Papa. Asegurada, continuo el ascenso, mientras Walter le transmitía a ella y la network de los hombres en el campo y El Pentágono y CIA, En el Pentágono entre otros se encontraban el General Noble y otros miembros del Estado Mayor, junto con John Anderson, y en unas horas se esperaba el Presidente Luna, al que se le informaba continuamente de la operación.

Walter continuaba informando la distancia que faltaba para alcanzar la base de la cueva.

30 metros para la plataforma

25 metros

22 metros

La mano de Susana se estiro para alcanzar una roca sobresaliendo de la paredes, bajo su presión la misma quedó en sus manos, levanto su vista y con la roca en su mano, movió su mano en un gesto de arrojarla varias veces, para prevenir a los que se encontraban en el pie de la montaña y la arrojo con suficiente fuerza para que cayera unos metros de distancia. Una vez hecho esto, trato de buscar la indentación en la roca, que le permitiera afirmar sus dedos, pero lo que encontró fue una ínfima indentación con los cantos redondeados, los cuales hacían imposible usarla como punto de apoyo.

Anthony con sus binoculares, observaba impotente el dilema en que se encontraba Susana, sin hallar una solución que le permitiera continuar el ascenso. Esa era la más complicada parte de la escalacion, ya que era una pared con una pronunciada inclinación que permitió durante milenios correr el agua y la nieve, erradicando la mayor parte de pertuberancias. Las existentes eran justamente las necesarias y en base a ello, había decidido tomar esa ruta. Las otras, le hubieran costado mucho mas tiempo de escalacion poniendo en peligro la misión.

Podía ver que su próximo punto de apoyo, estaba a más de 40 centímetros del alcance de su mano izquierda y no tenía medios para apoyarse y sostenerse para alcanzarla.

El descender lo necesario para tomar otra ruta, le haría perder mas de dos o tres horas, lo que era inaceptable para el cumplimiento de la misión, Descender y esperar hasta la próxima noche, era inaceptable también. Proseguir con el rescate en esas circunstancias significaba la perdida del elemento de sorpresa y numerosas vidas, dejando a los terroristas la opción de asesinar al Papa.

Anthony y Walter, vieron como la mano de Susana se dirigía a su cinturas donde tenia las varios instrumentos necesarios en una escalacion, tomo un pequeño martillo con unos 15 centímetros de empuñadura, desprendió el botón de ajuste……..

1SUSAN, ¡NO! - gritaron Anthony y Walter al mismo tiempo.- Aborta la misión, no intentes nada por favor...

Walter agrego.- Susan espera unos minutos déjanos pensar otras opciones.-

La mordaza le impidió contestar, pero ella sabia que era la única decisión que podía tomar, y siguió haciendo lo que había comenzado.

Afirmo sus pies en las cravaces de la roca, sosteniéndose en la punta de los mismos, se encogió todo lo que pudo, dos veces tratando de ganar impulso y salto con toda la fuerza de sus piernas, extendió su mano izquierda sosteniendo el martillo cuando ceso el ascenso logrado por el salto su cuerpo comenzó a deslizarse por la roca, que le parecieron a ella y Anthony, lo mismo que los observadores en el Pentágono como una eternidad. Finalmente sintió un fuerte tirón en su brazo, y supo que había logrado su objetivo, sabiendo lo que debía hacer, elevo su cuerpo con su brazo izquierdo y su mano derecha logro encontrar una fisura que le permitió elevar sus pies hasta encontrar el apoyo necesario que sabia estaba allí. Permaneció unos momentos respirando fuertemente, mientras escuchaba las recriminaciones y las felicitaciones por su acto de valor e increíble precisión. Susan no paso mucho tiempo descansando en sus laureles, solo una veintena de metros la separaban de su meta, los cuales pudo escalar en unos minutos, subiendo a la plataforma una vez que Walter le aseguro que no había ningún terrorista cerca del lugar que ella ocuparía.

Una vez en la plataforma, saco el rollo de cuerda extra fina que llevaba en sus hombros y asegurando entre dos rocas el cordel con el pequeño ancla de Titanio, lo lanzo al espacio, el peso agregado al cordel en su parte final, lo dirigiría inmediatamente a la base de la montaña.

Cuatro sogas con nudos para escalacion fueron atadas a la cuerda enviada por Susana y esta comenzó inmediatamente a subir el cordel con su carga. Una vez en sus manos desplegó los anclas de Titanio colocándolas entre las rocas que considero firmes, informando de esto al grupo, Anthony, Lin y Oded comenzaron a subir rápidamente por las sogas, sujetas desde la superficie, por Francis, Jerry y Mark mientras David, ponía un paquete de 5 carabinas envueltas en una bolsa protectora de caucho, para evitar algún sonido mientras eran elevadas, paquete que Susana se apresuro a subir, las mismas llegaron casi al mismo tiempo que los hombres que tomaron posiciones mientras Fred, George, Lionel, las armas, y el resto del grupo los siguieron.

JABAL AN NUSAYRIYAH

Los tres C-130, descendieron suavemente en el pequeño valle, a unos 10 kilómetros del lugar que el Papa era mantenido secuestrado.

Los aviones habían apagado todas las luces 150 kilómetros antes del punto destinado para el aterrizaje. Los pilotos se colocaron los anteojos infrarrojos, que les permitiría tener una visión satisfactoria del punto seleccionado.

Los navegadores se encontraban en directa comunicación con Walter y el satélite, que los mantenía informado, segundo a segundo y los dirigiría en el descenso y aterrizaje.

La ausencia de ventanas junto a los asientos y la serenidad del vuelo de la aeronave impedían a los pasajeros saber exactamente cuando aterrizarían, hasta que el primer impacto de las ruedas contra la superficie y el movimiento causado por los desniveles en la "pista" les indico sin lugar a dudas que habían llegado al punto de NO RETORNO.

Afortunadamente solo un poco mas de 100 metros eran necesarios para que las aeronaves pudieran aterrizar con su carga, en unos pocos minutos el C-130 estaba detenido en el rocoso Valle y la tripulación procedió a abrir la puerta trasera, con su rampa.

El primero en descender fue el que se encontraban, los sacerdotes y la Guardia Nobile, con sus caballos y equipos, juntamente con los 30 Gurkas y su comandante enviados por Inglaterra.

Tres pequeños tractores con motores eléctricos descendieron primeramente por la rampa extendida por la parte de atrás del C-130, los mismos en absoluto silencio inmediatamente procedieron a enganchar el avión para conducirlo a un lugar seleccionado para estacionarlo, dejando libre el espacio destinado a pista de aterrizaje.

A continuación en perfecto orden bajaron los operativos enviados por la CIA, el grupo de Gurkas, los que inmediatamente con sus carabinas de repetición tomaron posición alrededor de la aeronave, a pesar que Walter había examinado el lugar, sin encontrar rastros de la presencia de presencia humana, en el lugar y los 10 kilómetros que lo separaban del lugar donde se encontraba secuestrado el Papa.

Los miembros de la Guardia Nobile, se encontraban tranquilizando a los equinos, los cuales no estaban acostumbrados a una viaje aéreo. Examinaron las protecciones de goma en los cascos para evitar el mínimo ruido en contacto con un suelo de rocas, que seguramente encontrarían en las inmediaciones del valle donde se encontraba la línea de defensa que debían anular. Bajaron inmediatamente con los caballos, justo al tiempo que los pequeños tractores comenzaron a mover la aeronave.

El segundo aparato descendió inmediatamente, como el primero corto sus motores inmediatamente después del aterrizaje, en él se encontraban la otra parte de la guardia Suiza y los vehículos destinados a la operación, y armamento.

Los tractores que estaban esperando engancharos sus cables y lo condujeron inmediatamente al lugar designado, dando lugar al tercer aparato a efectuar las mismas maniobras para el aterrizaje, solo que ha éste se lo dio vuelta, dejándolo listo para levantar vuelo en pocos minutos de ser necesario evacuar el lugar.

Alberto con sus hombres, habían tranquilizado los caballos y colocaran las monturas sobre ellos, todos tenían sus lanzas, y en una especial cartuchera en las monturas una carabina de repetición, obtenida del arsenal en la Aeronave, juntamente con una pistola 45 en su cartuchera, y suficiente provisión de magazines para ambas armas. En pocos minutos los 61, hombres contando al Príncipe Mario, se encontraban en fila de 4 con las riendas en las manos, listos para comenzar su marcha, al frente de ellos el escuadrón de treinta Gurkas los voluntarios enviados por Gran Bretaña, una vez listo, el Comandante Perry, se dirigió donde se encontraban los Príncipes, Mario y Alberto, para estrechar sus manos y desearse buena suerte. Perry, saludando a los hombres, conservando su bastón de mando debajo de brazo izquierdo, dijo – Good Luck men, I´ll see you in a few hours!

Good Luck to you and your men. - Contestaron al unísono el regimiento.-

Perry volvió a sus hombres y dio las ordenes de marchar al trote, lo que los hombres obedecieron y en unos minutos estaban fuera de la vista, Dennis Ensor, Eligio seguir con ellos para reportar la historia, Juan Carlos seguiría la Caballería, a pesar que no tenia caballo, su misión seria la de reportar desde un sitio seguro lo que sucedía en el campo de batalla.

Mario y Alberto, estrecharon las manos de los dos sacerdotes y el Cardenal Gallelli, y acariciaron la cabeza de Chiquitita que se encontraba con Leopoldo y Fabián.

Llegaremos con la Guardia Suiza.- dijo Fabián.- nos veremos en unas horas, mientras bendecía a los príncipes y el regimiento.

¡Regimiento!.-Ordenó Alberto a sus hombres que ya se encontraban alineados y listos.- ¡Marchen!

En perfecto silencio hombres y caballos siguieron la ruta tomada por el Regimiento Gurka, en perfecta formación. Listos para marchar los diez kilómetros que los separaban del Valle.

Mario y Alberto sacaron el comunicador y televisión que podían mantener en las palmas de sus manos, y presionando el botón de comunicaciones, Alberto preguntó.

¡Walter!, estamos por iniciar la marcha, ¿hay algo que necesite saber?

No hay ningún movimiento en los campamentos, la ruta a seguir por ustedes esta libre, tengan continuamente vuestros auriculares conectados. Susan esta escalando la montaña, y si todo sigue bien, estarán en la plataforma de la cueva dentro de la hora.

Gran Noticia-contesto Alberto.- Para esa hora estaremos junto al valle listos para atacar.-

¡Magnifico!, buena suerte.- Contestó Walter.- ¡Comandante Perry! –

¡SI! Walter contesto Perry.- Bien por favor mantengase en la línea, Buena suerte.

Gracias.- Contesto.-

Alberto y Mario La Porte, ajustaron sus lentes infrarrojos, como lo hicieron todos los hombres de su regimiento, y avanzaron con paso rápido detrás del batallón Gurka, los cuales gracias a los lentes se los veía avanzado a rápido paso.

El Padre Fabián, Leopoldo y el Cardenal Gallelli, también con sus lentes observaban el desarrollo de las actividades, viendo marchar los hombres dirigirse entusiasticamente, especialmente la Guardia Nobile, a un destino incierto e inesperado.

Al desaparecer los hombres tras las formaciones rocosas, los sacerdotes se dirigieron hacia donde estaban los aviones, alrededor de los mismos la guardia Suiza, estaba empujando los vehículos a mano por la rampa, para evitar cualquier ruido que pudiera delatar sus actividades. Y colocándolos en formación para cuando se diera la orden no habría pérdida de un minuto para ponerlos en marcha y dirigirse al valle de los secuestradores.

¡Chiquitita!- Exclamo Fabián.- ¿Donde esta Chiquitita?-recorriendo con la vista por todos lados.- ¿Leopoldo has visto a Chiquitita, Su eminencia?-en voz mas alta se dirigió a los miembros de la Guardia. A lo que todos contestaron con un no.-

¡Dios mío! – Dijo Leopoldo – Donde se ha ido ésta perra, seguro con Alberto y Mario, ella siempre juega con ellos, déjame ver.- ¡Alberto!, ¡Mario!.- Llamo por el micrófono –

¡SI!. Mario aquí.-

¿Mario has visto a Chiquitita?

¡Aquí esta al frente de la tropa!......jajajaja, río con una alegre carcajada.-

Se que están demasiado lejos ya para enviarla de vuelto.- dijo Fabián.- ¿Por favor, pueden cuidarla lo mas posible?

¡Tú sabes que lo haremos, yo y todos mis hombres!

Que Dios los proteja.- Dijo Fabián y corto la comunicacion.

¡Padre! – Dijo Alberto dirigiéndose a Mario mientras miraba curiosamente a Chiquitita corriendo con sus cortas patitas siempre a la cabeza del Regimiento.-

¡SI!, hijo.- Contestó.

¿Crees que Chiquitita, sabe que vamos hacia donde esta Su Santidad? – Los dos miraron el pequeño pero fornido animal, con paso seguro sin mirar una sola vez detrás.

-Hijo, si no lo sabe, no entiendo el porque, está aquí con nosotros.-

Alberto asintió con su cabeza y mientras caminaba, observo el entorno del desierto, con su desolación y montañas, elevándose con rocas desnudas, solo de vez en cuando unos arbustos, con espinas tan hostiles como todo el medio ambiente que estaban atravesando. La coloración que los lentes le brindaban lo hacían parecer un planeta que nada tenia que ver con la tierra en que el creció y conocía, llena de verdes pastos y jugosas uvas listas para transformarse en los mas finos vinos y laderas cubiertas de olivos.

Una gran cantidad de nubes cubría el cielo, posiblemente impulsadas por la brisa del cercano Mediterráneo. Lo que hacia la noche ideal para los propósitos del ataque por sorpresa, la poca iluminación de la luna en cuarto menguante, hacia las gigantes formas de las montañas aun mas oscuras. A pesar del paso rápido que llevaban ni un sonido se escapaba de los animales y hombres que rompieran el silencio del desierto, solo de vez en cuando, el graznido de un ave, molestada en su espinoso arbusto, por la presencia de algo extraño en el entorno que rompía la monotonía junto con el batido de las alas. Remontando vuelo, hasta encontrar una nueva rama donde posarse y observar lo ocurría a su alrededor.

Los Gurkas ya llevaban una buena distancia de ventaja y a pesar de su trote, tampoco rompían el silencio imperante.

OH GEO!

La Nambu era una porqueria, ni el mas locamente nacionalista Japones usaria una! Ademas no creo que hoy dia sea posible encontrar municion.-

El resto es demasiado largo para leer y comentar ahora, te dejo algo mas tarde.-

Saluti da Milano da

JC, :-)))_

Nunca tuve una,

le tengo bastante cariño a mis deditos,

que es la cosa que corre el peor resgo si tiras con una de estas. En Sydney vi un par, no hay municion y aunque la hubiera ni Magoya se anima a usarlas.-

Informativos saluti da Milano da

JC, :-(((_ cara de "Nambu, puuuaaajjj!"

Argy: defendiendo al Coronel Namu

En defensa del coronel Nambu y su discutida Pistola:

Tal como el rifle Arisaka, la tipo 14 Nambu ha sido la recipiente de los comentarios más inmerecidos en el mundo de las armas.

Déjame comenzar diciendo que el U:S: ORDINANCE DEPARTMENT , testeo la Nambu por acuracia después de la segunda guerra mundial, y resulto mas exacta que el Colt 45, el P-38 y la Tokarev.

Hay tres distintos modelos de la Nambu, incluyen el original y bastante raro, Papá Nambú designado por el coronel Kijiro Nambu en 1904, Es muy similar al último modelo 14, pero incorpora diseños en el grip, y otras diferencias cámara por la corriente designada pistola, tiene la cámara desarrollada para la munición de 8 Mm. que dispara a 1050 feet por segundo

La segunda variación es la más rara de las pistolas militares, The Baby Nambu, perfecta en una escala más pequeña, en los más ínfimos detalles. Dispara un proyectil de 7m. a 80 feet por minuto. Estas pistolas de las cuales se sabe muy poco, solo fueron dadas a altos militares japoneses.

En el libro de Leithe "Japanese Hand guns" se destaca que la Baby, fue personalmente seleccionada por el Emperador, para ser su pistola de presentación.

Una de las mas interesantes historias de la Baby pistola es Bill Ruger, tenia dos en su colección personal y que él copio el concepto pero consideró que era muy costoso para producir para los métodos convencionales.

De todas maneras el prototipo de Ruger aparece en el Catalogo de Wilson, RUGER AND HIS GUNS, EN LA PAGINA 48.

También hay una mis concepción que la pistola es de cruda fabricación y no terminada perfectamente, pero eso es debido a las armas fabricadas en los dos últimos anos de la guerra, con excepción de esas la Nambu muestra una perfecta terminación y el grip de madera serrado, es hecho de walnut o mahogany

corecion 800 feet por segundo la Baby Nambu

Correccion correccion

Si, lo que ninguno te dijo

Es que la Nambu tiene el link entre el disparador (trigger) y el percutor EN EL EXTERIOR, del lado izquierdo.-

Estuve buscando una foto en Google pero siempre las muestran desde el lado derecho.-

El link es una barra que va desde la altura del trigger, un poquito mas atras, hasta la mitad de la corredera.-

Primer problema: si le entra tierra o arena, se tranca y la pistola no funciona mas.-

Segundo problema, si al Japonés que te apunta con su Nambu vos se la agarras a la altura de la corredera y apretas fuerte, de nuevo le trabas el link y lo podes ca**r a trompadas al Japones, que en ese momento esta practicamente desarmado.-

Tercer problema: si el Japonés se distrae y para alzar la pistola (por ejemplo de una mesa) la agarra de la corredera y no del cabo, por ahi el movimiento actua el link y se le escapa un tiro, cosa muy desagradable para el pobre Japonés.-

Todo esto lo tengo "de la boca del caballo" gracias a un amigo que tuve en Sydney, muerto hace unos años de vejez, que durante WW II fué sniper del Ejercito Australiano en New Guinea. Mi amigo fué el que le agarro la pistola con la mano izquierda al Japonés y con la derecha lo revento de una trompada.-

OJO, que el 45 ACP viaja tambien a casi 800 fps PERO ademas pesa mas que medio ladrillo, si no me falla la memoria 255 grains (ball ammo) contra 110-150 (?) de la 9 mm. NATO.-

Informativos saluti da Milano da

JC, :-)))_

Probablemente Tengas razon, voy a buscar en

los libros a ver si encuentro algo de esta, si no ire alguna Armeria que la tenga y la compraria para desarmarla, pero estan de 400 a 600 dolares es demasiado por un capricho.

Posiblemente lo que le lamas Link es el Safety en la parte izquierda, si lo levantas, queda en off, esta sobre el gatillo Pero es lo mismo con cualquier pistola, es decir, con la mano izquierda lo unico que tenes que hacer es desviar el angulo, darle una patada en las bolas y con el cuchillo, cortarle el lado derecho del cuello, al volver con el brazo cortas el estomago y si todavia tenes ganas y ya estas bastante leno de sangre para que no te importe un poco mas, con las dos manos sujetas el cuchillo, lo enterras en la VE del cuelo y lo bajas abriendo la caja de las costilas, Standard defensa para revolver o pistola obligacion de práctica diaría.

Por fin alguien que lee, la novela y me caga a

pedos por las cosas que hago mal.

Gracias juancito

Interpretacion equivocada!

Mi amigo Sid a la vejez media 2 metros por 2 metros,

era un pedazo de hombre increible, asi que le crei cuando me conto que al Jap lo habia reventado de una trompada en la cabeza.-

Aparte tenia un mal genio terrible, fui una de las dos (2) personas del club de tiro con quien nunca se agarro a puteadas. Me imagino que si un Japones lo amenazo con una pistola realmente se debe haber enojado!

Hasta la vista, me rajo una semana de vacaciones, nos "vemos" a la vuelta.-

Saluti da Milano da

JC, :-)))_

PeRDóN...Yo CrEo HaBeR APoRTaDo AlGo...

Leí y releí a Simón desde que era un proyecto, conozco cada cambio, hice muchas "sugerencias" tal vez porque mi estilo de decirte las cosas no es el mismo de Argy no lo tomaste como lo que era...De ahora en más que Juancito sea tu colaborador,jajaja!

QuEeN..

NOOOOOO QUEEENNNNN!!!!! LO QUE DIJE

LITERALMENTE ES QUE POR FIN ALGUIEN ME

(literalmente) alguien me c...a p..... Muchos me han ayudado tremendamente con la novela, Tu, Bebella, Gala, Argy, Martha en el bolson,no todas las correcciones estan incorporadas, pero estan listas para serlo cuando termine de pasarla a la PC.

Lo que sucede es que ustedes Damas que son, no me gritan como Argy, Me corrigen y hacen las recomendaciones delicadamente, pero en libro cuando lo publique veran el reconocimiento a cada uno que en menor o mayor medida ha contribuido.

Claro que eso tambien es diluir la responsabilidad de lo mal escrito.....jajajajaja

Las quiero a todas y le agradezco a todas, y si no ven su labor, todavia es LES REPITO porque las correcciones no se haran hasta que el libro este completo, que pueda yo y los editores trabajar un mes en él.


comparte esta página en: